sábado, 24 de agosto de 2013

A sangre fría, de Truman Capote

Título: A sangre fría
Título original: In cold blood
Autor: Truman Capote
Fecha de publicación: 1966
Editorial: Anagrama
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 438

Sinopsis: El 15 de noviembre de 1959, un violento crimen sacudió la tranquila vida del pueblecito de Holcomb, KansasLa familia asesinada, los Clutter, compuesta por Herbert Clutter, su esposa Bonnie y sus hijos Kenyon de 15 años y Nancy de 16, era el arquetipo del sueño americano en la década de los 50. Eran gente próspera, que vivía de la agricultura, habitantes de un pequeño poblado de mayoría metodista. Tenían buena reputación; eran religiosos y asistían sin fallar a los servicios dominicales. Generosos, trabajadores, sanos, no tenían aparentes enemigos. La sociedad norteamericana de aquellos años no tuvo más remedio que encarar con desesperación, angustia, miedo y, sobre todo, desconfianza, un crimen que sugería que cualquiera podía morir asesinado en cualquier momento. Los asesinos, Richard Eugene (Dick) Hickock y Perry Edward Smith, eran convictos bajo libertad condicional que creían que en la casa de los Clutter hallarían una caja fuerte con no menos de diez mil dólares. No la hallaron, pero de todos modos asesinaron a los padres y a sus dos hijos adolescentes.

¿Por qué lo he leído?:  Porque hay un momento en el que hay que decir "hasta aquí hemos llegado". Me regalaron este libro hace unos ocho años y varias personas me lo habían recomendado con fervor, así que lo tenía pendiente, pero pendiente de verdad. Con esta lectura me he sacado una espinita de las grandes.

Los hechos: Como decía en la sinopsis, el 15 de noviembre del 59 una familia entera fue asesinada en su casa de un pequeño pueblo de Kansas (bueno, había dos hijas más, las mayores, pero no se encontraban en el domicilio en el momento de los crímenes). Esta familia, los Clutter, eran buena gente, prósperos y buenos vecinos, así que el impacto fue grande, no sólo en Holcomb, sino en toda la sociedad norteamericana de la época. Personalmente me ha resultado impactante, tanto por el acto de matar tan "a sangre fría", como por las circunstancias: una familia en su casa, tranquilamente, el lugar donde se sienten seguros, y ven entrar a dos extraños armados que los amordazan y los acaban asesinando. Es horripilante leerlo y darse cuenta de que no es una novela más, de que es algo que ocurrió realmente. Pienso en el terror, en todo lo que se le pasaría por la cabeza a los cuatro miembros de los Clutter en esos momentos (sobre todo al segundo, tercero y cuarto en morir, escuchando los primeros disparos), pensamientos que se extinguieron con ellos esa misma noche y que no pudieron ya expresar ni compartir con nadie. Gente buena, con toda la vida por delante. No pude evitar buscar sus fotografías en Google y se me rompió el alma.

Arriba: Bonnie y Kenyon. Abajo: Nancy y Herbert

El proceso de la novelización: Junto a la escritora Harper Lee (Matar a un ruiseñor), Capote entrevistó a la policía y a los conocidos de los Clutter, incluso mucho antes de que se supiera el nombre de los sospechosos, Dick Hickock y Perry Smith. Capote tuvo que ganarse la confianza de los habitantes de Holcomb, cosa que no le resultó fácil debido a su personalidad extravagante y su homosexualidad, pero finalmente lo consiguió, así como logró también llegar a entrevistar en varias ocasiones a los acusados y llevarlos a su terreno. 

La novela está narrada en tercera persona omnisciente y me ha parecido brillante. Imagino toda esa amalgama de anotaciones, entrevistas y cavilaciones que debió sufrir Truman Capote, he visto la novela que sacó de ahí y sólo he podido sacar una única y contundente conclusión: este tío era un puñetero genio. Ya lo había comprobado en otra novela suya que leí (Desayuno en Tiffany's), donde me enganchó ya su prosa ágil, directa y culta, pero con A sangre fría me ha quedado confirmado. Un genio.

Es que los diálogos entre personajes son realistas, muy naturales, creíbles. Me pregunto si hay alguna fina línea en que se cuele algo de ficción, pero viendo la exhaustiva documentación del autor, lo dudo. Expone hechos, anécdotas o el pasado de los criminales de una forma tan sumamente fluida y veraz, que me acabé metiendo de lleno en la lectura y comprendiendo a los personajes. Se mete en lo más hondo de la mente de los asesinos, la explora y la muestra, con todas esas ideas que les llevaron a cometer el crimen, sus ansias de dinero fácil y de una vida aún más fácil sin importar cómo conseguirla, todo lo que se les pasó por la cabeza después de los asesinatos, su huida, su detención y, finalmente, todo lo que una persona puede sentir cuando es condenada a muerte. 

Dick Hickock y Perry Smith

Antes de acabar la novela ya sabía que Capote se entrevistó con Hickock y Smith y me preguntaba cómo lo narraría, si es que lo llegaba a narrar, y lo hace, pero se cita a sí mismo como "el periodista que los entrevistó en varias ocasiones". Me ha gustado mucho esa discreción a la hora de no incluir su nombre. En la siguiente imagen aparecen algunas instantáneas de una de sus entrevistas a Perry Smith:


Conclusión: Ahora mismo A sangre fría me parece una novela imprescindible. Y aviso que generalmente soy persona de ideas fijas. Es dura por ser una historia real y realista (ojo, que no es lo mismo), pero es un excelente ejemplo de buen periodismo e impecable narración. Me ha impresionado mucho por todo ello y por los hechos en sí y me ha mantenido pegada a sus páginas desde el más puro inicio. Quiero más cosas de Capote y las quiero ya. Para empezar creo que veré la película por la que Philip Seymour Hoffman ganó un Oscar.

domingo, 18 de agosto de 2013

7 libros + 7 pelis

De manos de Magrat, de Crónicas en ferrocarril, me llega este premio/reto que consiste en enumerar mis siete libros y películas favoritas. Es tarea bien difícil, pero por lo menos no es un top 3 o un top 5; con 7 posibilidades puede ir una más desahogada. Bueno, no están ordenados por preferencia.


- El Resplandor, de Stephen King. Elegiría para mi top veinte mil libros de este autor, porque son muchos los que me gustan y he disfrutado, pero me quedo con este por ser el primero suyo que leí, el que me abrió la puerta por así decirlo. Un hotel aislado durante meses por la nieve en medio de las montañas, llenito de fantasmas malignos, por cierto. Padre, madre e hijo, éste último con poderes, atrapados en la situación. Sí, da miedo.

- Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell. Un libro que me atrapó y del que también me encanta la película. Una peculiar historia de amor a lo largo de los años más turbulentos de Estados Unidos, los de la Guerra de Secesión. Historia y romance de proporciones épicas. Difícil expresar con palabras lo que sentí cuando lo leí, como siempre ocurre con estos clásicos.

- El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien. Sin exagerar, un libro que cambió mi vida y que he releído muchas veces (y las que me quedan). Además, me lo regaló una persona muy especial para mí que por desgracia ya no está entre nosotros, así que se juntan muchos factores para que tenga este libro en un altar. Por el argumento, creo que no necesita presentación.

- La naranja mecánica, de Anthony Burgess. Lo leí por primera vez siendo adolescente y me marcó/impactó por su crudeza y originalidad. Me hizo hablar en nadsat todo un verano y todavía sigo diciendo algunas palabras. Trata de un grupo de amigos, o mejor dicho, drugos, que disfrutan ejerciendo la ultraviolencia y escuchando a Beethoven. Un libro bizarro como él solo.

- Los pilares de la tierra, de Ken Follett. Otro que me marcó siendo adolescente. Desde entonces, sigo obsesionada con todo lo referente a la Edad Media. Creo que tampoco necesita mucha presentación a nivel argumental. Además, Ken Follett me parece un gran narrador: su estilo es directo, pero culto y muy documentado. Todo lo que he leído de él me ha gustado, pero Los pilares de la tierra se lleva la palma.

- Tormenta de espadas, de George R.R. Martin. Pues sí, creo que hasta el momento, Tormenta es el que más me gusta de toda la saga. Tal vez se deba al protagonismo que adquiere Jaime Lannister o a su evolución. También hay otros factores, pero me estaría ya metiendo en terreno peligroso si empiezo a decirlos, así que me los reservo. Sea como sea, me parece un libro sublime.

- Harry Potter y el prisionero de Azkaban, de J.K. Rowling. Es mi favorito de toda la saga. Leí el primero y el segundo, pero cuando leí éste, que es el tercero, supe que aquello iba por buen camino definitivamente. Me encanta Sirius Black, me encanta Remus Lupin, aparecen el Mapa del Merodeador, Hogsmeade, el giratiempo... En definitiva me parece un libro muy, muy disfrutable.



- El cuervo, de Alex Proyas. Tristeza, lluvia, elementos góticos, una muerte vengada desde el más allá... Es rara, es oscura, pero es perfecta. La debo haber visto por lo menos dos docenas de veces y creo que jamás me cansaré.

- Lost in translation, de Sofía Coppola. Me gusta porque sale Japón, porque es sobria, lenta y porque habla de gente sola que se siente fuera de este mundo. Lo mejor es que lo explica todo de una forma muy sencilla pero a la vez muy profunda. Los que nos hemos sentido más de una vez como extraterrestres lo entendemos a la perfección. Soy muy fan de esta película, no lo puedo evitar. En mi inminente viaje a Japón he querido darme un capricho y me voy a alojar en el hotel donde se rodó, es algo que tenía clarísimo cuando me puse a buscar alojamientos. Tal vez solo lo experimente una vez en la vida, así que, ¿por qué no?

- Moulin Rouge!, de Bazz Luhrmann. Me gustan mucho los musicales y quería incluir uno en mi top. Dejo fuera pelis como West Side Story, Cabaret, The Rocky Horror Picture Show, Mamma mía!, Los miserables, Grease y tantos, tantísimos otros. Elijo Moulin Rouge! porque hizo revivir al género allá por comienzos del nuevo milenio. También es por su originalidad a la hora de coger canciones de toda la vida de Madonna, The Police, Nirvana o Queen, darles un nuevo aire e insertarlas en la trama de la película de la forma más natural posible. Porque me sé los diálogos de memoria sin fallar una frase, tanto en inglés como en castellano (sacad cuentas de las veces que he podido llegar a verla). Y por la sorpresa que me llevé al oír cantar a Ewan McGregor.

- The Ring, de Gore Verbinski. Me encanta el terror, soy fan, de toda la vida. Veo todas las películas del género que puedo (y son muchas). Hay títulos que me encantan, como por ejemplo Pesadilla en Elm Street o, bueno, no sé, un millón, pero The Ring se convirtió para mí en un clásico inmediato. Me gusta mucho el tempo, el filtro gris que gasta, la sobriedad asiática que hereda, la historia que cuenta y cómo la cuenta. Samara Morgan es uno de los nombres épicos del cine de terror.

- Braveheart, de Mel Gibson. Vamos con una de esas películas históricas de proporciones épicas. A Mel Gibson ésta le salió redonda. No me canso de verla, a pesar de su duración (incluso se me hace corta de lo mucho que la disfruto en cada visionado). Me gusta sobre todo la primera hora de película, ahí donde se palpan el amor, la rabia, la injusticia y la impotencia más hondas de un ser humano.

- Dirty dancing, de Emile Ardolino. ¡Clasicazo! Viví el estreno, viví el momento, viví la moda de esta película. Recuerdo que en los recreos del colegio nos dedicábamos a bailar a lo Dirty dancing. Conozco los bailes de memoria, las canciones, me encanta toda ella por lo que es y por los recuerdos que me trae. Ésa es la imagen que quiero guardar de Patrick Swayze.

- Pesadilla antes de Navidad, de Henry Selick. Tengo un tatuaje de Jack Skellington en mi brazo, con eso lo digo todo. Poco más necesito para justificar la presencia de esta película en mi top. Me parece perfecta. Además, es tan cortita, que recuerdo haberla visto de pequeña hasta tres veces seguidas sin parar, rebobinando la cinta y volviéndola a poner. Y de no tan pequeña también la he visto varias veces seguida en más de una ocasión, pero ya en la era del dvd. 

Dejo fuera títulos como Forrest Gump, Gladiator o Bailando con lobos, con los que completaría mi top 10 perfecto, pero en fin, había que elegir sólo siete.


domingo, 11 de agosto de 2013

Las edades de Lulú, de Almudena Grandes

Título: Las edades de Lulú
Autora: Almudena Grandes
Fecha de publicación: 1989
Editorial: Tusquets Editores
Encuadernación: Formato digital (ePub)
Páginas: 265 

Sinopsis: Sumida todavía en los temores de una infancia carente de afecto, Lulú, una niña de 15 años, sucumbe a la atracción que ejerce sobre ella un joven, amigo de la familia, a quien hasta entonces ella había deseado vagamente. Después de esta primera experiencia, Lulú, niña eterna, alimenta durante años, en solitario, el fantasma de aquel hombre que acaba por aceptar el desafío de prolongar indefinidamente, en su peculiar relación sexual, el juego amoroso de la niñez. Crea para ella un mundo aparte, un universo privado donde el tiempo pierde valor. Pero el sortilegio arriesgado de vivir fuera de la realidad se rompe bruscamente un día, cuando Lulú, ya con 30 años, se precipita, indefensa pero febrilmente, en el infierno de los deseos peligrosos.

¿Por qué lo he leído?: Hacía tiempo que quería leer algo de Almudena Grandes y últimamente tengo la extraña manía de, cuando voy a iniciarme con un autor, intentar empezar por la primera de sus obras publicadas. Tenía el libro desde hace tiempo, pero el empujón definitivo me lo ha dado una vez más el reto de Meribelgica, pues Almudena Grandes aparece en la lista de autores recomendados y para esa categoría la voy a utilizar.

Opinión: He tenido sentimientos encontrados a lo largo de esta lectura y en líneas generales creo que no me ha gustado demasiado. Empieza con mucha garra y el planteamiento es muy interesante, pero el desarrollo y el estilo atropellado de la autora no me han convencido. Atropellado, digo, como la vida de Lulú, cosa que no está mal y que busca transmitir precisamente el desorden de su existencia, pero me ha cansado un poco. Pasado reciente, presente, pasado lejano... Todo se entremezcla de un modo que en ocasiones me ha costado seguir. Muchas veces empezaba a leer un párrafo y me costaba horrores situarme. Tal vez sea por mí, porque últimamente lo de centrarme lo llevo mal, pero de momento esta primera impresión es la definitiva. No obstante, no he perdido las ganas de seguir leyendo a Almudena Grandes, a ver si tengo más suerte la próxima vez.

Además, en muchos tramos he sentido que la trama no avanzaba y que nada tenía sentido. Es una novela erótica y las escenas de sexo se suceden en ocasiones sin orden ni concierto, dando la sensación de que la autora quería hablar mucho de sexo y ya está, como "venga, vamos a escribir en este libro de todo lo que se pueda, de sodomía, de travestís, de masturbación, de abusos, de ninfomanía, de incesto... Vamos a llevarlo todo al extremo más insólito para que, con suerte, Bigas Luna haga una peli de las suyas" (y la hizo). No es la primera vez que leo novela erótica y, aunque no es un género que me mate, dentro de él sé lo que me gusta y lo que no. No me molesta en absoluto que se sea explícito, porque ahí está la gracia, pero sí pido cierta coherencia y algo más de elegancia. La prosa de esta novela me ha resultado muchas veces innecesariamente soez, cosa que no he visto en otras de este género que he leído.

No estoy diciendo que Las edades de Lulú no sea un libro coherente, porque de hecho es la historia de una joven, perteneciente a una familia numerosa, que lleva su vida sexual al límite porque se siente sola y no encuentra barreras en lo que a experimentar se refiere. En ese sentido nadie le puede cortar las alas y es en el sexo donde se refugia, queriendo más y más cada vez hasta acabar degenerando. Pero es el estilo, los saltos temporales y el lenguaje lo que no me ha convencido.


domingo, 4 de agosto de 2013

El verano del inglés, de Carme Riera

Título: El verano del inglés
Autora: Carme Riera
Fecha de publicación: 2006
Editorial: Punto de Lectura
Encuadernación: Tapa blanda - Bolsillo
Páginas: 128

Sinopsis de la contraportada: Laura Prats, una agente inmobiliaria cansada de comprobar que el desconocimiento del inglés le impide ascender profesionalmente, decide sacrificar las vacaciones de agosto para realizar un curso de inmersión total. Instalada en el caserón solitario de su profesora, la peculiar Mrs. Grose, pronto descubre que el método utilizado por ésta va más allá de la férrea disciplina.

¿Por qué lo he leído?: Bueno, había leído hace tiempo algunas reseñas poco favorables acerca de este libro, pero cuando se me mete algo en la cabeza no me lo puedo sacar así como así. A pesar de ello me apeteció leerlo y quedó en la recámara hasta ahora. ¿Qué es lo que ha hecho que dé el paso definitivo? Las iniciales de la autora, C.R. que son las mismas que porta una servidora. Yes, estoy hablando de uno de los apartados del reto de Meribelgica para este año. El libro es corto y me pareció la opción ideal. Además, debo confesar que no me estaba resultando sencillo encontrar autores con esas iniciales (y que encima me apeteciera leer). 

¿Humor? ¿Misterio? Who knows...: El libro está narrado en primera persona por Laura Prats, quien comienza describiendo su calvario con notas de humor ácido, que son un claro acercamiento al humor británico, y con mucha resignación. Nos narra la historia de cómo en el verano de 2005 marcha a Inglaterra a estudiar inglés durante todo el mes de agosto, a la apartada e interminable casa de la misteriosa profesora Anne Grose, en medio de la nada y a ciento y pico millas del centro de Londres. Laura se da cuenta muy pronto de que Mrs. Grose es una perturbada total, pero para cuando intenta pegar el vuelo, ya es tarde y nos encontramos con una situación al más puro estilo Misery (de hecho, mientras describe su periplo, Laura cita brevemente la conocida novela de King y lo parecido de su situación). 


El verano del inglés, por lo tanto, cabalga entre el humor y el misterio, a mis ojos de un modo muy fresco y ligero. Mucha gente lo califica como el gran fallo de la novela, porque da la impresión de que no se acaba de definir. La verdad es que cuando empecé a leer y Laura adelanta que ha sido recluida por su profesora, esperaba que se acabara desarrollando esa relación de un modo más "heavy", pero como digo se trata el secuestro de un modo muy liviano. También es cierto que, tal vez, para los que hemos leído Misery, cualquier historia de este tipo nos va a parecer más flojilla.

Conclusión: Sin embargo no me ha disgustado esta novela. Como decía, me ha parecido muy fresca y entretenida y, además, sí hay cierto suspense. Aunque se conozca desde un principio que Laura va a ser secuestrada, durante la lectura me ha intrigado saber cómo y porqué. Estos días estoy necesitando libros muy, muy ligeros y El verano del inglés ha cumplido con creces su objetivo. Tengo un sentimiento de gratitud hacia esta novela; me ha dejado contenta.


Nube de contenidos

3 puntos (2) Acción (1) Afganistán (2) Aída Berliavsky (1) Alejandra Pizarnik (1) Alemania nazi (1) Alessandro Baricco (1) Alicante (1) Alice Sebold (1) Alienígenas (1) Almudena Grandes (1) Alys Clare (2) Alzheimer (1) Amistad (1) Amnesia (1) Andrés Ruiz Sanz (1) Andrés Vidal (1) Andrzej Sapkowski (1) Anne Rice (2) Anthony Burgess (1) Antoni Gaudí (1) Años 80 (1) Arturo Pérez-Reverte (3) Autoayuda (1) Autobiográfico (4) Autores (1) Aventuras (2) Balance anual (3) Barcelona (1) Baseball (1) BBF (12) Bélico (1) Belinda Starling (1) Biografía (3) Book-trailer (1) BookCam (2) Bram Stoker (1) Brian Selznick (1) C.S. Lewis (8) Cajón de variedades (7) Canción de Hielo y Fuego (10) Canciones (1) Carme Riera (1) Casas encantadas (1) Charlaine Harris (2) Charles Dickens (3) Chick-lit (1) Ciencia (1) Ciencia Ficción (7) Cine (4) Clara Sánchez (1) Clásico (3) Comic (2) Contemporánea (1) Cosas mías (52) Crepúsculo (1) Cristianismo (2) Crítica social (3) Crónicas Vampíricas (2) Cuentos (1) Dan Brown (1) David Dosa (1) Deportes (1) Detectives (2) Distopía (9) Dragonlance (1) Drama (24) Edad Media (4) Edgar Allan Poe (1) El Barco de Vapor (1) El blog (4) El Cuervo (1) El dulce hogar de Chi (1) El Mago de Oz (3) El Señor de los Anillos (1) Eloy Moreno (1) Elphaba (3) Emilio Casado Moreno (2) Entrevista (1) Epistolar (1) Eric Draven (1) Ernest Cline (1) Erzsébet Báthory (1) Espadachines (1) Eva Weaver (1) Fantasía (38) Federico Moccia (1) Feliz Año Nuevo (3) Feliz Navidad (5) Fito (1) Fotos (6) Frikadas (2) Gato Oscar (1) Gatos (4) Geoffrey Willans (1) George Moore (1) George R. R. Martin (2) Geralt de Rivia (1) Google Doodles (1) Gótico (1) Gregory Maguire (3) Guerra Civil Española (1) H.G. Wells (1) Halloween (1) Harry Potter (4) Haruki Murakami (1) Hechos reales (1) Helene Hanff (1) Hergé (1) Historia (1) Historia del Arte (3) Humor (17) Ildikó Von Kürthy (1) IMM (9) Infantil (1) Informática (1) Informe mensual (6) Intriga (3) Irène Némirovsky (2) J.K. Rowling (1) J.R.R. Tolkien (1) James Nava (1) James O'Barr (1) Jane Austen (1) Japón (6) Jean M. Auel (1) Jeffrey Brown (1) Jesús Zamora Bonilla (2) John Kennedy Toole (1) Jorge Zentner (1) José Antonio Fortuny (1) José Saramago (1) Juana de Castilla (1) Juvenil (2) Kate Morton (2) Katherine Neville (1) Ken Follett (1) Kenneth Grahame (1) Khaled Hosseini (2) Konami Kanata (1) Koushun Takami (1) Las aventuras de Tintín (1) Las crónicas de Narnia (8) Lector electrónico (1) Lecturas conjuntas (6) Lecturas digitales (12) Lecturas en papel (64) Lego (2) Leídos en 1999 (1) Leídos en 2005 (12) Leídos en 2006 (21) Leídos en 2007 (1) Leídos en 2009 (1) Leídos en 2010 (1) Leídos en 2011 (33) Leídos en 2012 (15) Lev N. Tolstói (2) Libro Ilustrado (6) Londres victoriano (4) Los 340 libros de Rory Gilmore (1) Madrid (1) Manga (6) Marcapáginas (8) Margaret Weis (1) Mark Haddon (1) Markus Zusak (1) Matemáticas (1) Matilde Asensi (1) Matthew Dicks (1) Matthew Quick (1) Max Brooks (1) Memes (5) Miguel Delibes (1) Miguel Paz Cabanas (1) Mis lecturas infantiles (1) Misterio (8) Mitch Albom (1) Mundodisco (13) Muriel Barbery (1) Música (7) Naoki Urasawa (2) Nigel Molesworth (1) Nikolaj Frobenius (1) Noticias (12) Noticias y variedades (2) Novedades (2) Novela Gráfica (1) Novela histórica (10) Novela negra (7) Orson Scott Card (2) Paco Roca (1) Paul Auster (1) Periodismo (1) Pilar Molina Llorente (1) Piratas (1) Poesía (1) Policiaco (4) Prehistoria (1) Premios (13) Proyectos (1) Psicología (1) Ray Bradbury (1) Recomendación (1) Recordando lecturas (4) Reflexiones (3) Relecturas (3) Reseñas de comics (3) Reseñas de libros (126) Reseñas de manga (4) Reseñas de novela gráfica (2) Resumen del mes (1) Retos literarios (18) Retro (1) Richard Matheson (3) Robert C. O'Brien (1) Robert Holdstock (1) Romántico (7) Ron McLarty (1) Ronald Searle (1) Ruth Ozeki (1) Sabine Kuegler (1) Saga Vampiros Sureños (2) Sagas familiares (1) Sagrada Familia (1) Sally Nicholls (1) Santiago Caruso (1) Segunda Guerra Mundial (3) Sergio Mora (1) Series (4) Sherlock Holmes (4) Shirley Jackson (1) Siglo de Oro (1) Sir Arthur Conan Doyle (3) Sorteos (22) Star Wars (1) Stephen King (5) Stephenie Meyer (1) Suzannah Dunn (1) Suzanne Collins (3) Teatro (1) Tecnología (1) Terramar (3) Terror (7) Terry Pratchett (12) The Crow (1) Thriller (2) Tim Burton (1) Tim Powers (1) Torcuato Luca de Tena (1) Tracy Hickman (1) Truman Capote (3) Ultraviolencia (1) Umberto Eco (1) Ursula K. Le Guin (3) Vampiros (5) Viajes (1) Victor Hugo (3) Videojuegos (1) Videos (3) Wicked (3) William Golding (1) William Goldman (1) William Shakespeare (1) Wishlist Fnac (1) Yasunari Kawabata (1) Yoko Ogawa (1) Zombies (3)