martes, 28 de mayo de 2013

Mis otros mundos

Hoy vengo con una entrada un tanto personal. Quiero hablaros de mis otros dos blogs a modo recordatorio/informativo.

A modo recordatorio con respecto a mi blog de viajes y fotografía: De paseo por el mundo, que recientemente ha cumplido dos años. Hace unos meses tuve una época de sequía en la que no me daba tiempo para escribir y perdí el hilo. Pero en marzo lo retomé y desde entonces he actualizado con asiduidad. Actualmente hay abiertos dos relatos de mis viajes más recientes: Toledo y Bélgica. Si a alguien le interesa descubrir mis andanzas, ver mis fotos o pedir consejos sobre algún destino, papeleo o demás, ése es el sitio.

A modo informativo porque en los últimos días he abierto un blog nuevo: La Puerta de Tannhäuser. Es un blog que nace con la idea de recopilar imágenes, tiras cómicas, vídeos y variedades, de esas que me voy encontrando en Internet o que tengo guardadas en el ordenador, en su mayoría de videojuegos, series, cine... (Canción de Hielo y Fuego aka Juego de Tronos, Harry Potter, El Señor de los Anillos, Doctor Who, The Walking Dead...). También habrá una cosa más que me apetecía mucho: Spoilers. Voy a publicar también reseñas de libros y películas pero con spoilers. De todas formas, aunque sea un blog que va por esos derroteros, avisaré cuándo empieza y cuándo acaba el spoiler, por si hay alguien que empieza a leer sin conocer este detalle. Es posible que las mismas reseñas que publique aquí las publique también en este nuevo blog pero con spoilers. Quiero mantener Memorias Literarias libre de spoilers para que todo el mundo lo pueda leer sin miedo, pero en el otro sí que voy a contar detalles y finales por dos razones: 1) Por mi mala memoria. Esto me afecta sobre todo con las series, que a veces de una temporada a otra se me olvidan las cosas. 2) Por si a alguien le apetece destripar conmigo. Si llegáis aquí y veis la reseña de un libro que habéis leído y os apetece comentarlo de forma amplia y sin tabúes, esa reseña estará publicada en La Puerta de Tannhäuser con todos los detalles. En unas ocasiones pondré los spoilers aparte y en otras en la propia reseña, pero van a salir igual. Puede parecer un blog muy personal, pero si os apetece, estáis invitados.

He colocado en la barra lateral sendos banners que os llevarán a estos dos blogs. Van a estar ahí de forma permanente con los enlaces a los sitios, para que sea cómodo y no haya pérdida.

Y por último, os dejo con el clásico mensaje de perdonad mi ausencia bloguera, tanto a la hora de actualizar como de contestar mensajes y comentar en vuestros blogs. Sí, un mayo más, es época de exámenes. La verdad es que no he estudiado mucho durante este cuatrimestre por unos asuntos personales que me han quitado algo de tiempo y tienen mi cabeza en otros asuntos (es algo bueno, no os asustéis), pero quiero presentarme, salga lo que salga, por aquello de no desaprovechar la oportunidad. Llevo estudiando como tres semanas solamente, así que no sé cómo acabará esto, pero lo que sí sé es que probablemente para el próximo curso me tome un respiro indefinido. Me encuentro algo saturada, la verdad. Llevo una época en la que me apetece en mi tiempo libre leer, escribir, ver películas... y no sentirme presionada ni culpable por no haber cogido el libro de la universidad y tomar apuntes. Los últimos tres años los he pasado estudiando y trabajando todos los días prácticamente, todo sin parar e incluyendo también los veranos. Mi trabajo es muy duro y en verano es matador, así que llevo un tiempo pensando que con eso de momento tengo bastante, necesito tiempo libre y disfrutar un poco. No quiero que mi vida sea solo trabajar y estudiar, sobre todo cuando ni siquiera sé si en algún momento acabaré la carrera o si me servirá de algo. Con tres o cuatro asignaturas por curso se me hace interminable el momento de ver mi título en la pared. Voy a cumplir treinta años y llevo aprobadas siete asignaturas de cuarenta porque mi tiempo no da para más, así que visto el panorama, creo que es momento de respirar un poco. Y si lo retomo en un futuro, me lo tomaré con más calma y por entretenimiento.

Hala, que a gusto me he quedao.

lunes, 20 de mayo de 2013

Harry Potter y la piedra filosofal, de J.K. Rowling

Título: Harry Potter y la piedra filosofal
Título original: Harry Potter and the Philosopher's Stone
Autora: J.K. Rowling
Fecha de publicación: 1997
Editorial: Salamandra
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 254

Sinopsis de la contraportada: Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y de su insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado en el colegio interno Hogwarts de magia y hechicería. A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco espectacular. En esa escuela tan especial aprenderá encantamientos, trucos fabulosos y tácticas de defensa contra las malas artes. Se convertirá en el campeón escolar de quidditch, especie de fútbol aéreo que se se juega montado sobre escobas, y se hará un puñado de buenos amigos... aunque también algunos temibles enemigos. Pero sobre todo, conocerá los secretos que le permitirán cumplir con su destino, pues, aunque no lo parezca, Harry no es un chico común y corriente.

¿Por qué lo he leído?: A principios de año me hice una maratón con las ocho películas de Harry Potter y me entró el gusanillo de releer toda la saga. Me lo propuse formalmente con un reto personal a través del blog y ya he cumplido el primer objetivo. Este libro es el que más veces he leído de Harry Potter (con ésta van tres), y lo recordaba bastante bien, porque además la adaptación cinematográfica es magnífica y la película también la tengo muy presente, pero las cosas hay que empezarlas por el principio. Aviso que, al ser estas reseñas de una saga, habrá spoilers de forma inevitable.

Y a ti, ¿por qué te gusta Harry Potter?: Esa pregunta me la han hecho unas cuantas veces. A mi me gusta Harry Potter porque es una saga de fantasía pero se ubica en la Inglaterra de nuestros días. Yo fui de las que empezó a leer la saga a raíz de ver la primera película. La alquilé por curiosidad en eso que hasta principios del siglo XXI solíamos llamar "videoclub" y allí, sentada en el sofá de mi casa, a mis diecisiete años, me fascinó tanto que al día siguiente saqué los dos primeros libros de la biblioteca y los devoré, y luego fui a Fnac y me los compré porque tenían que ser míos para disfrutarlos cuando yo quisiera. Lo que más me gustó fue la parte en que Hagrid lleva a Harry a comprar el material escolar en el Callejón Diagon. Me encantó eso de que cualquier rincón de Londres podía ser mágico, eso de que los magos vivan entre nosotros aquí y ahora. Me gusta Harry Potter por eso, porque la fantasía ideada por J.K. Rowling es perfectamente creíble dentro de su contexto (una sociedad mágica con sus leyes, sus historias y hasta su propio deporte). Y también me gusta porque esta saga ha hecho que a muchos niños y adolescentes les entrara el gusanillo por la lectura y porque somos muchos los que hemos dejado atrás esa niñez o adolescencia, creciendo al mismo tiempo que Harry y sus amigos, esperando sus nuevas aventuras año tras año en forma de papel o celuloide. No se puede negar que Harry Potter ha unido a mucha gente, fue algo maravilloso vivir el momento, esperar cada libro, acudir a los eventos de cada lanzamiento, comprar las entradas para los estrenos de las películas con un mes de adelanto para poder ir a la primera sesión... Harry Potter me ha hecho reír, llorar y emocionarme, me ha hecho, como a tantos otros, lanzar hechizos pronunciados en latín con un boli en la mano y pintarme una cicatriz en la frente, me ha hecho coger una bufanda a rallas amarillas y escarlata y plantarme en el centro de Londres para buscar el andén nueve y tres cuartos. Harry Potter es una parte indivisible de mi persona y de mi pasado, es la serie de libros que quiero leerle a mis hijos antes de dormir, si es que alguna vez los tengo. ¿Hace falta decir algo más?

Callejón Diagon
Prólogo: Tras el manifiesto del párrafo anterior sería genial seguir con la reseña. Esta primera entrega de la saga es la más infantil sin duda; los protagonistas son niños de once años y actúan como tal. Con el paso del tiempo la saga se vuelve más juvenil, más sería, más oscura, y eso me parece perfecto, ya que ésta madura al ritmo que lo hacen los personajes. Harry Potter y la piedra filosofal es también como una especie de prólogo de lo que está por venir, creo que siempre lo he considerado más o menos eso. Es el libro en el que conocemos al inseparable trío formado por Harry, Ron y Hermione y a otros tantos personajes inolvidables, "vemos" Hogwarts por primera vez y empezamos a vislumbrar el destino de Harry, que está ligado al del temible (y grandioso malo malísimo que me encanta a rabiar) Lord Voldemort. Nos introducimos en el mundo de la magia al tiempo que lo hace Harry, descubrimos cada detalle no-muggle con él y, en mi opinión, eso suma puntos a la narración. Siempre he considerado a J.K. Rowling una buena narradora: te da lo quieres con cuentagotas para mantenerte pegado al libro, te lo cuenta todo de forma directa y sencilla, como si hacer magia fuera la cosa más normal del mundo.

El más sencillo de la saga: Para mí lo es. Es fácil de seguir y me gusta mucho porque es una genial introducción. Debo decir, con la saga ya acabada, que no es mi favorito (ya diré cuál es), pero es imprescindible. La trama es muy ligera comparada con el resto de libros, pero me parece un primer volumen entrañable, con los niños protagonistas todavía muy inocentes con respecto a la magia, al trato con los profesores y a la parte oscura de la historia.

Conclusión: Creo que poco más se puede añadir, pues queda perfectamente expuesto que me gusta Harry Potter. A lo largo de todos estos años he disfrutado mucho con los libros y las películas, y ahora voy a volver a hacerlo. Me gustan todos los libros de la saga, unos más que otros, me gusta Harry Potter y la piedra filosofal y lo va a hacer cada vez que lo relea, sería absurdo afirmar lo contrario.

jueves, 16 de mayo de 2013

Linterna mágica, de Jorge Zentner y Sergio Mora

Título: Linterna mágica
Título original: Linterna mágica
Autores: Jorge Zentner (texto) y Sergio Mora (ilustración)
Fecha de publicación: 2003
Editorial: Edicions de Ponent
Encuadernación: Tapa dura
Páginas: 58

Argumento con spoilers: En esta novela gráfica no hay sinopsis, así que voy a improvisar. Trata de dos niños de diez años que son amigos. Uno de ellos siempre quiere ir a jugar a casa del otro, que se llama Alberto, pero no es posible, ya que el padre trabaja por las noches en el puerto y duerme durante el día. Al final, a hurtadillas, los niños pueden ir a jugar a la casa, tratando de no despertar al padre, para lo que se encierran en la cocina. Un día, Alberto le confiesa a su amigo un secreto: tiene unas pilas mágicas que si las pone en la linterna que su padre utiliza para trabajar, le hacen reproducir una película de circo. Así pues, los dos niños se aficionan a ver películas todos los martes, que es el día en que quedan. Estas pilas mágicas las obtiene Alberto porque se las da un kiosquero, que es ciego, para que a cambio Alberto le cuente la película todas las semanas (a cambio, no se le cobran las pilas). Otro beneficio que saca Alberto de la experiencia, aparte de ver una película, es que la sobrina del kiosquero permite (¡atención!) que le chupe los pechos. Finalmente, un día cualquiera, cuando Alberto va a por las pilas, el kiosquero decide no darle más y cortar por lo sano con el niño. Además, sustituye a esta sobrina por  otra mujer (sobrina también, pero que no se deja chupar). Ahí queda eso.


¿Por qué lo he leído?: Por avatares del destino. Fui a la biblioteca de mi barrio buscando Arrugas, de Paco Roca, pero no estaba en ese momento, así que me llevé esta novela gráfica que desconocía pero que llamó mi atención por el título. No estoy muy segura de que me haya gustado, así que aviso que esta reseña tiene spoilers por doquier, a ver si me desahogo o me sirve como reflexión.

Linterna mágica: Antes de nada, tal vez debería hablar de las verdaderas linternas mágicas. ¿Qué eran? ¿Cómo funcionaban? Copio literalmente de Wikipedia: 
"La linterna mágica es un aparato óptico, precursor del cinematógrafo. Se basaba en el diseño de la cámara oscura, la cual recibía imágenes del exterior haciéndolas visibles en el interior de la misma, invertiendo este proceso, y proyectando las imágenes hacia el exterior. Durante un tiempo se había considerado a Athanasius Kircher como inventor del aparato, en 1646 publicó Ars Magna Lucis et Umbrae (La gran ciencia de la luz y la oscuridad) pero parece que hasta la segunda edición de 1671 no hay ninguna descripción del aparato. La primera referencia a un aparato capaz de proyectar imágenes sería un manuscrito de Christiaan Huygens de 1659.El artefacto consistía en una cámara oscura con un juego de lentes y un soporte corredizo en el que se colocaban transparencias pintadas sobre placas de vidrio. Estas imágenes se iluminaban con una lámpara de aceite –aún faltaba mucho para el invento de la luz eléctrica–, y para que el humo pudiera tener salida se dotaba al conjunto de una vistosa chimenea."

Trasfondo: Conociendo el uso de una linterna mágica se puede entender que la historia que trata esta novela es la de unos niños que descubren, a hurtadillas, las maravillas del cine. De hecho, informándome un poco al respecto, esa es la idea que se da en webs que venden el libro. Pero debo decir que al terminarlo me quedé un poco a cuadros, sin saber realmente qué significaba eso que acababa de leer. En final es muy brusco y rápido y no estoy acostumbrada a este tipo de historias tan innovadoras y modernas, así que me quedé un poco confundida. Yo la verdad es que también entendí que podría ser un paso de la niñez a la vida adulta o adolescencia, por aquello de transgredir: entran en la casa sin permiso, cogen la linterna a escondidas (Alberto tiene que ir a comprar pilas, pero se supone que no debe tocar las "cosas de papá", que son la linterna y una pistola), fuman a escondidas en la cocina de la casa, Alberto va por ahí chupando tetas... Los dos niños se maravillan con las proyecciones de circo que destila la linterna, que a sus ojos son películas de fantasía, y cuando al final el kiosquero se niega a darle a Alberto más pilas mágicas, bueno, la fantasía se acaba, y eso lo interpreto personalmente como una ruptura con la niñez. No sé si me caliento la cabeza en exceso y esta historia no va por unos derroteros tan profundos, pero más que la versión de "niños maravillados por el cine", yo vi estos hechos entre líneas.

Ilustraciones: Me han gustado más que la historia. Son a dos tintas (verde y negro), con personajes amorfos y grotescos.


Conclusión: No sé si me ha gustado, pero más bien diría que no mucho y ni siquiera sé muy bien la razón. Digamos que no soy lectora de este tipo de cosas y no entiendo los tempos o estilos.


lunes, 13 de mayo de 2013

La elegancia del erizo, de Muriel Barbery

Título: La elegancia del erizo
Título original: L'élégance du hérisson
Autora: Muriel Barbery
Fecha de publicación: 2006
Editorial: Seix Barral
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 364

Sinopsis de la contraportada: En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas. 

¿Por qué lo he leído?: Compré este libro en 2010 porque llegó aquí precedido por el éxito que había tenido en Francia, donde fue todo un fenómeno social. Y ocurrió lo de siempre: se quedó en la estantería esperando su turno, hasta hoy. Lo he leído simplemente porque me apetecía hacerle un hueco ya de una vez, justo en este momento, cuando parece que el fervor que suscitó en su lanzamiento se ha evaporado con el tiempo.

Primeras impresiones: Lo empecé con ganas y motivada, pero al principio fue un choque total contra el estilo de la autora, que no me gustó nada. Los capítulos están intercalados: unos pertenecen a las reflexiones que hace la portera sobre su pasado, su presente y sobre el arte (películas, libros y filósofos que le gustan), y otros forman parte de un diario que lleva la niña, la cual se quiere suicidar cuando cumpla trece años dentro de unos meses, y escribe pensamientos y cosas que observa que le puedan hacer cambiar de opinión y le den ganas de vivir, de sentir que la vida merece la pena. Durante las cien primeras páginas se suceden estos capítulos, con ideas inconexas, que en ningún momento me dieron la impresión de estar leyendo una novela. Algunas estaban muy bien, pero la falta de cohesión, de hilo, y el irse por las ramas, es lo que me fallaba. Confieso que estuve a punto de abandonar el libro, algo que no me gusta para nada hacer, ya que llevaba más de cien páginas y realmente no había sucedido nada. 

Rue de Grenelle de París, donde se encuentra
el edificio que aparece en la novela
El Sr. Ozu: Pero justo cuando estaba a punto de dejar el libro en la estantería y ya pensaba en iniciar una sección en el blog titulada, en un ataque de originalidad, "Libros abandonados", decidí seguir leyendo y entró en escena el señor Ozu, un japonés de sesenta años que se muda al edificio y que es el punto en común entre Renée y Paloma. A partir de ese momento sí que se siente un hilo en la historia. Continúan las reflexiones, pero con más lógica y conexión, y eso ya empezó a gustarme.

Filosofía positiva: A partir de ese momento La elegancia del erizo da un giro para bien y se acaba convirtiendo en un canto a la esperanza, lo que es la fuente de su éxito. Imagino a cientos o millones de parisinos y parisinas de vida ajetreada, ejecutivos trajeados y mujeres relegadas a lo más profundo de sus labores, y entiendo que este libro gustara tanto en Francia. Seguro que mucha gente se sintió identificada y pensó en que podían cambiar su vida a partir de esta lectura, porque al final, aunque los dos últimos capítulos sean un baño de lágrimas (al menos en mi caso, que me emociono con un "ay"), el mensaje es que efectivamente vale la pena vivir y que cualquiera puede tomar las riendas de su destino y aceptarse como es.

Conclusión: La verdad es que me pareció muy irregular al comienzo y durante muchas páginas, y eso le quita puntos. Luego sube el nivel y el final es emocionante, pero no me compensa los sufrimientos filosóficos iniciales. No está mal cuando se le coge el punto, pero no va a ser ni de lejos un libro de cabecera para mí. De hecho creo que con el tiempo habrá pasado sin pena ni gloria por mi repertorio de lecturas.

Puntuación: 2,5/5


viernes, 10 de mayo de 2013

BookCam #1: Azul

BookCam es una sección creada por Laura, de Cargada de Librosen la que, 
mediante una fotografía, se enseñarán dos o más libros con algo en común 
(mismo autor, misma editorial, misma temática, mismo color...).


- Gato saliendo de una bolsa, de Jeffrey Brown (La Cúpula)
- Las cinco personas que encontrarás en el cielo, de Mitch Albom (Maeva)
- El éxodo de los gnomos, de Terry Pratchett (Timun Mas)
- El paseo, de Federico Moccia (Planeta)
- Eragon, de Christopher Paolini (Círculo de Lectores)
- Moby Dick, de Herman Melville (Alianza Editorial)

*********
Espero que os haya gustado este primer BookCam, sección en la que me inicio igual que su creadora: con el color azul. En otro orden de asuntos, aprovecho la publicación para deciros dos cosas:
1). Aunque en la barra lateral derecha ponga que mi lectura actual es Linterna mágica, no es esa, ya lo he terminado; estoy releyendo Harry Potter y la Piedra Filosofal. No sé porqué, pero en aNobii las relecturas no aparecen en los banners de este tipo, aunque estén marcadas en la estantería.
2). Mañana el blog cumple ocho años, que se dice pronto. No he organizado nada especial porque cuando me he querido dar cuenta ya tenía el aniversario encima, pero quiero dar las gracias a todos los lectores y lectoras por estar ahí y compartir libros, palabras y amistad. ¡Un abrazo!


martes, 7 de mayo de 2013

País de nieve, de Yasunari Kawabata

Título: País de nieve
Título original: 雪國 (Yukiguni)
Autor: Yasunari Kawabata
Fecha de publicación: 1937 (traducción en 1961)
Editorial: Emecé
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 160

Sinopsis de la contraportada: Shimamura regresa al País de nieve atraído por la belleza de la estación y el tradicional estilo de vida. Pero vuelve especialmente por Komako, una joven aprendiz de geisha que conoció en un viaje anterior. Él es un hombre rico, de mediana edad, que intenta escapar de un matrimonio sombrío y de su vida en Tokyo. Ella, una bellísima mujer vulnerable a sus propias emociones, que madura ante los ojos de su amante. El amor apasionado que Shimamura despierta en Komako le plantea un dilema: incapaz de corresponderlo, pero a la vez fascinado por su intensidad, optará por repetir y prolongar su estadía en las termas, aprovechando la distancia perfecta que le ofrece la relación huésped-geisha. Un tercer personaje, la misteriosa Yoko, teje su destino al de la pareja, con el blanco de la nieve como trasfondo y presencia continua.

¿Por qué lo he leído?: Esta es mi segunda toma de contacto con Yasunari Kawabata. En 2010 leí Primera nieve en el monte Fuji (cuya reseña podéis recordar aquí), y me dejó un sabor bastante agridulce. Era un libro de relatos y no nos solemos llevar bien, porque siempre hay unos que me gustan más que otros y se me hace difícil formar una opinión general del libro. Pero me gustó mucho el estilo del autor y me prometí leer en el futuro otro libro suyo, pero no de relatos, sino una novela. Y como el tiempo pasa volando, aquí estoy hoy, reseñando País de nieve.

Poniéndonos en situación: Este libro lo leí la semana pasada en dos tardes o tres. En esos días en Alicante parece que cayó el diluvio universal y las temperaturas bajaron una barbaridad. Llegaba a casa, me enrollaba en una manta y me ponía a leer, mientras escuchaba el sonido de la incesante lluvia. Parecía que el tiempo había querido regalarme una tempestad para ayudar a meterme en situación. País de nieve es un libro en el que hace frío, poético y en el que la naturaleza que se intuye es muy importante, por lo que la lluvia del exterior me ayudó a meterme en la historia y hacerme la idea de la atmósfera descrita por el autor. Me encanta el sonido de la lluvia.

Reconciliación: País de nieve me ha reconciliado por completo con Yasunari Kawabata. La narración sigue siendo tan impecable como recordaba y, al tratarse de una novela, no me he visto en el dilema que tuve con el otro libro suyo que leí de relatos. Me ha gustado de principio a fin, atrapada ya en su prosa desde la primera página.

Muy japonés: Y es que con Kawabata se respira Japón en todos los sentidos. Soy de la opinión de que los artistas japoneses por regla general tienen una sensibilidad especial, una sencillez y sobriedad que resultan muy descriptivas y envolventes. Saben captar la belleza hasta del acto más cotidiano y plasmarla en un papel, en un lienzo, en cualquier sitio. Los libros y películas japonesas suelen tener un tempo muy particular, pausado, se detienen en los pequeños detalles, y ello los hace únicos e inconfundibles. País de nieve narra una historia común, la de un hombre casado que se prenda de una joven geisha, creando una complicada relación, pero Kawabata lo convierte en algo pasional, visceral, otorgando a los personajes sentimientos que nacen de las entrañas.

Alpes japoneses

Opinión y conclusión: Me ha maravillado este libro. Es curioso, pero se puede decir que apenas ocurre nada, de tan reflexivo y pausado como es todo y, sin embargo, atrapa y se llega a sentir a los personajes muy cercanos. Las mujeres que aparecen en este tipo de novelas siempre manifiestan una pasión desgarrada, confusa, al límite; los hombres son prudentes, observadores. Todo se lleva con elegancia, el final es abierto, como en una buena historia japonesa. Es belleza y tristeza pura, es una joya de la literatura nipona. ¿Lo recomiendo? Claro que sí.


domingo, 5 de mayo de 2013

Reto Meribelgica 2013: En busca del autor desconocido



Ahora que por fin tenemos web para el reto Meribelgica de este año, puedo por fin confirmar mi participación con esta entrada. ¿Qué tenemos que hacer los lectores ávidos de desafíos este año? Pues buscar al lector desconocido. Se nos ofrece una lista de propuestas, algunas más personales y otras más genéricas, para que encontremos al autor que cuadra en cada una de ellas. Así pues, tenemos que leer a:

1. Un autor que haya ganado un premio Nobel de literatura: Yasunari Kawabata
2. Un autor que haya publicado su primera obra en 2013: Eva Weaver
3. Un autor de bestseller: Dan Brown
4. Un autor de no-ficción: Paul Auster 
5. Un autor que haya muerto hace más de 50 años: Geoffrey Willans (1911-1958)
6. Un autor que haya nacido el mismo año que tú: Sally Nicholls
7. Un autor nacido en Europa: J.K. Rowling (Yate, South Gloucestershire, Reino Unido, 1965)
8. Un autor nacido en África: Muriel Barbery (Casablanca, Marruecos, 1969)
9. Un autor nacido en América: Ernest Cline (Ohio, Estados Unidos, 1972)
10. Un autor nacido en Asia: Koushun Takami (Amagasaki, Japón, 1969)
11. Un autor nacido en Oceanía: Kate Morton
12. Un autor que nunca fue publicado en vida: John Kennedy Toole
13. Un autor que haya nacido en la misma ciudad que tú: Matilde Asensi (Alicante)
14. Un autor comprometido política y/o socialmente: Khaled Hosseini
15. Un autor que escriba en una lengua que desconozcas: Lev N. Tolstói (ruso)
16. Un autor de vida poco ejemplar: Truman Capote
17. Un autor del que nunca hayas leído ninguna obra: José Antonio Fortuny 
18. Un autor académico de la lengua: Arturo Pérez-Reverte
19. Un autor con las mismas iniciales que tú (nombre y primer apellido): Carme Riera
20. Un autor que te dé rabia: Stephenie Meyer
21. Un autor clásico que tengas pendiente: 
Jane Austen 
22. Un autor que le guste/gustaba/gustaría mucho a tu padre o, en su defecto, a la persona con más autoridad literaria de tu familia (que no seas tú): William Shakespeare
23. Un autor de novela gráfica / cómic / manga: Paco Roca
24. Un autor de la lista recomendada de autores: Almudena Grandes

Para más información, este es el enlace a la web. Si queréis seguir mis progresos en particular, he aquí mi perfil en el reto. De todas formas, según avance en la empresa iré actualizando también esta misma entrada.


viernes, 3 de mayo de 2013

Ch-ch-ch-ch-Changes

Como es evidente, el blog hace un par de días sufrió un cambio estético. Llevaba ya mucho tiempo con la anterior plantilla y me apetecía cambiar, estaba ya un poco cansada. Los colores del fondo se me hacían muy fuertes y naranjas, así que buscaba algo más sobrio que relajara un poco la vista y, bueno, aquí está. 

También he cambiado el logo, que como veis sigue siendo muy otoñal, pero con colores más suaves. Además, he incorporado en una de las fotografías una taza de té, bebida de la que soy fanática. Despidámonos del antiguo logo:

¡Adiós, logo!

El favicon es otro también: cambio la hojita otoñal por la silueta de una tetera, porque no hay nada mejor que un buen libro acompañado de un buen té ^_^ 
Veréis que el nombre del blog también ha cambiado, he decidido acortarlo. Me gustaba aquello de Memorias literarias desde el País de Octubre, pero reconozco que quedaba un poco largo y rebuscado, así que me quedo con Memorias literarias simplemente, que es más sencillo y fácil de recordar.

La frase que había debajo del logo y que era obra de Ray Bradbury la he quitado, porque ya no tiene sentido hacer referencia al mes de Octubre al haber cambiado el título, pero despidámonos también de ella:

"El País de Octubre... Donde siempre está haciéndose tarde. El país donde las colinas son niebla y los ríos neblina. El país que es principalmente sótanos y despensas alejadas del sol. El país que habitan gentes de otoño, que sólo tienen pensamientos otoñales. Gentes que pasan por las aceras desiertas con un sonido de lluvia."

Esta frase es más larga en realidad, pero yo la dejé así por cuestión de espacio. Se encuentra en el libro El País de Octubre, uno de mis favoritos del autor.

¿Y qué hay ahora dónde antes estaba esta frase? Pues ahora, debajo del logo están las pestañas. Antes las tenía como una lista lateral en la barra derecha, pero ahora están en formato pestaña. Desde ahí podéis acceder a las secciones que probablemente más se utilizan o se buscan en un blog literario, que son las reseñas ordenadas por orden alfabético de título y de autor, los IMM (aunque no es que haga muchos), los retos y los premios que ha obtenido el blog.

Cuando las pestañas eran una lista, había más cosas, pero he decidido dejar sólo eso porque tenía puestas otras secciones que ya no actualizo. De todas formas, en la barra lateral hay banners para acceder a otro tipo de secciones o eventos que no son principales pero se merecían un espacio: los libros pendientes, información sobre Sherlock Holmes y Mundodisco, marcapáginas, reflexiones y algún que otro reto, como por ejemplo el de Harry Potter, que ni siquiera he empezado yo todavía...

No estoy segura de si haré más cambios en los próximos días, aunque en principio me gusta cómo ha quedado el blog. Lo que sí anuncio es que puede que dentro de poco inicie una nueva sección, la de Book Cam, que ha sido idea de Laura, de Cargada de Libros.

¿Qué os parece todo esto? ¿Os gusta? Espero que sí, jeje. Voy a acabar este post con la canción que me ha dado la idea para el título del mismo y que no me he podido quitar de la cabeza mientras escribía. Así de paso amenizamos la tarde con un clasicazo ;)

miércoles, 1 de mayo de 2013

El lado bueno de las cosas (Un final feliz), de Matthew Quick

Título: El lado bueno de las cosas
Título original: The silver lining playbooks
Autor: Matthew Quick
Fecha de publicación: 2008
Editorial: DeBolsillo
Encuadernación: Bolsillo
Páginas: 280

Sinopsis de la contraportada: Os presentamos a Pat Peoples, sufre de amnesia y ha desarrollado una teoría muy peculiar según la cual su vida es una película producida por Dios. Y la misión que le ha dado Dios es ponerse en forma y convertirse en un buen tipo para recuperar a su ex esposa. Bueno, Pat es un poco disfuncional y, por esta razón, ha pasado algunos años en un centro de salud mental. Ahora ha regresado al hogar familiar y allí, con la ayuda de su madre (una sufrida mujer que acaba por declararse en huelga de cocina y limpieza), su padre (un hombre gruñón que no tiene otra manera de relacionarse con su hijo que viendo deportes por la tele) y su hermano (un calculador nuevo rico que termina por mostrar su lado sensible) emprende su particular plan de rehabilitación y reconquista. Pero los caminos del señor son inescrutables, y el final feliz de Pat Peoples está muy lejos de ser como él había imaginado.

¿Por qué lo he leído?: Sin duda, influida por el éxito de la reciente adaptación cinematográfica, de la que se nominó a los Oscar hasta al apuntador y, de hecho, Jennifer Lawrence se llevó a casa la estatuilla a mejor actriz. Para mi, esa película brotó de la nada con un tráiler perfecto, de esos que no te cuentan absolutamente nada pero que consiguen llamar la atención, así que quise verla. Pero luego me enteré de que está basada en un libro, y como ya se conoce mi manía de "libro antes de peli", a leer se dijo. 

El título: Anteriormente esta novela se había publicado como Un final feliz, pero a raíz del estreno de la película, que en España se llama El lado bueno de las cosas, el libro se ha editado ya con ese título, en bolsillo y con la portada de la película (¡Odio eso!). El título original es The silver linings playbook, que si nos ponemos a traducirlo de forma literal sería algo así como La plata forros cuaderno de notas. ¿Quién querría leer eso? No tiene ni pies ni cabeza. Pero es que resulta que en inglés hay un dicho que es "Every cloud has a silver lining", que vendría a ser nuestro "hay que ver el lado positivo de las cosas", si no me he informado mal. Como veis, el título original es un juego de palabras que se pierde en la traducción. Por otro lado, lo del cuaderno de notas, se referiría a un bloc que va escribiendo el protagonista con las cosas que le pasan, por lo que mucha gente opina que una traducción acertada habría sido algo similar a El cuaderno de la esperanza. Pero vaya, que no veo desacertado aquello de El lado bueno de las cosas, porque se trata de sacar la positividad de las adversidades que nos ofrece la vida.

POV: El texto está narrado en primera persona por Pat Peoples, el protagonista, y todo está descrito desde su particular punto de vista. Pat tiene una afección mental, sumada a una  amnesia que ha borrado los últimos cuatro años de su vida y que ha desarrollado a partir de un suceso traumático que conoceremos al final del libro. Desde el primer momento se nota que Pat no está bien, que habla de todo como si fuese un niño al que además se le ocultan cosas. Me ha parecido muy interesante este tipo de narración y creo que le va bien a la novela, porque el lector, al comienzo del libro, se puede decir que está como Pat: sin memoria reciente mientras todo va cobrando sentido poco a poco. Es decir, sabemos lo mismo que Pat y eso nos ayuda a creernos al personaje y compartir su frustración.

Tiempo de lectura: Creo que es importante decir, antes de continuar con la reseña, el tiempo que he tardado en leer este libro: dos tardes. Eso no es normal en mí, lo suyo habría sido tardar al menos una semana o semana y media con mi tiempo y su número de páginas, pero una vez empecé, no pude parar. Jornada intensiva. Esas dos tardes volvía a casa del trabajo y tras una ducha reparadora me ponía a leer, sin encender el ordenador para nada, sin siquiera preparar nada para cenar y entregándome a la improvisación de última hora. Hacía milenios que no leía así, tan rápido y con tanta dedicación y ha sido un gustazo eso de no sentir la necesidad de entrar a internet, de querer leer solamente y olvidarme del mundo a mi alrededor, de librarme de toda carga y sacar tiempo para leer y punto. Y en eso, mis drugos, tiene mucha culpa este libro.


Opinión: Visto lo visto, sí, voy a poner El lado bueno de las cosas por las nubes. Me ha gustado y mucho. Está narrado con suma sencillez, emotividad, delicadeza y sensibilidad; me ha llegado al alma. Es, una "historia de gente", como me gusta llamar a los libros/películas de este estilo. Gente normal, familias con sus problemas, sus idas y venidas, obsesiones, secretos... Algo creíble, algo que ocurre en la vida real. 

Fútbol americano: Me han enganchado tanto el estilo y la historia de Pat Peoples, que ni siquiera las referencias deportivas las he encontrado fuera de lugar. A saber: por regla general no me gusta encontrar demasiado deporte en un libro porque no me atrae en especial ninguno de ellos, y mucho menos el fútbol americano, que es de lo que se habla en El lado bueno de las cosas. Pero forma una parte muy importante de la vida de Pat, tanto con la conflictiva, o debería decir nula, relación con su padre, como la que mantiene con su hermano para afianzar lazos o, simplemente, como ejercicio para relacionarse y volver a convivir con más personas en un espacio multitudinario. Es algo que simplemente fluye y no resulta para nada incómodo o cortante del ritmo, se integra muy bien en la narración.

Conclusión: Pero, ¿realmente se puede decir algo más? Creo que salta a la vista que esta novela ha sido de diez para mí. La verdad es que no he visto reseñas de ella, no sé si la ha leído mucha gente ni conozco la impresión que pueda haber dado a otras personas, pero a mi desde luego me ha encantado y la recomendaría sin duda. Es un libro muy positivo, donde se muestra que se puede sacar lo mejor de cualquier situación y que las personas que nos rodean, por insignificantes o desapercibidas que parezcan, pueden aportar algo bueno a nuestras vidas.

Y la inevitable comparación con la película: Tengo un cine cerca de casa donde últimamente tienen una promoción indefinida en la que los lunes el precio de la entrada es de 4 euros. Parece que así ya no duele tanto ir al cine. Este lunes fui por fin a ver El lado bueno de las cosas. Creo que como película por sí sola puede funcionar, pero como adaptación falla prácticamente en todo. Siempre he sido muy consciente de lo que significa adaptar una novela, tener que omitir escenas por cuestión de ritmo y esas cosas, pero resulta que aquí lo han cambiado todo. Y cuando digo todo, es que es todo. Sí, Pat está enfermo, pero no tiene amnesia. El gran secreto que se desvela al final del libro y es lo que te engancha, en la película se conoce a los cinco minutos y le quita toda la intriga al asunto. De repente Pat tiene una relación divina con su padre, con sus más y sus menos, pero se relacionan. El papel lo hace Robert De Niro, que me encanta, pero es un personaje totalmente nuevo y cambiado. Con lo que me gustó la relación padre e hijo en el libro, tan difícil. Y bueno, muchas cosas más que no voy a seguir desvelando, pero me sentí muy sorprendida porque todo en la película era nuevo. Y también me sentí un poco engañada, como si me estuviesen contando mal un chiste o le cambiasen el final a un cuento popular. En fin, no me suelo quejar tanto de estas cosas, pero es que como adaptación es infame. En serio. ¿Lo mejor de la película? Bradley Cooper, de quien no había visto nada antes. Lo tenía por un actor mediocre, un cachitas con poco que aportar, y no sé realmente cómo actuará en otras películas, pero aquí lo borda. Y ella, Jennifer Lawrence que ganó un Oscar, sinceramente no me parece para tanto, muy normalita. Estoy segura de que había mejores interpretaciones este año.

Nube de contenidos

3 puntos (2) Acción (1) Afganistán (2) Aída Berliavsky (1) Alejandra Pizarnik (1) Alemania nazi (1) Alessandro Baricco (1) Alicante (1) Alice Sebold (1) Alienígenas (1) Almudena Grandes (1) Alys Clare (2) Alzheimer (1) Amistad (1) Amnesia (1) Andrés Ruiz Sanz (1) Andrés Vidal (1) Andrzej Sapkowski (1) Anne Rice (2) Anthony Burgess (1) Antoni Gaudí (1) Años 80 (1) Arturo Pérez-Reverte (3) Autoayuda (1) Autobiográfico (4) Autores (1) Aventuras (2) Balance anual (3) Barcelona (1) Baseball (1) BBF (12) Bélico (1) Belinda Starling (1) Biografía (3) Book-trailer (1) BookCam (2) Bram Stoker (1) Brian Selznick (1) C.S. Lewis (8) Cajón de variedades (7) Canción de Hielo y Fuego (10) Canciones (1) Carme Riera (1) Casas encantadas (1) Charlaine Harris (2) Charles Dickens (3) Chick-lit (1) Ciencia (1) Ciencia Ficción (7) Cine (4) Clara Sánchez (1) Clásico (3) Comic (2) Contemporánea (1) Cosas mías (52) Crepúsculo (1) Cristianismo (2) Crítica social (3) Crónicas Vampíricas (2) Cuentos (1) Dan Brown (1) David Dosa (1) Deportes (1) Detectives (2) Distopía (9) Dragonlance (1) Drama (24) Edad Media (4) Edgar Allan Poe (1) El Barco de Vapor (1) El blog (4) El Cuervo (1) El dulce hogar de Chi (1) El Mago de Oz (3) El Señor de los Anillos (1) Eloy Moreno (1) Elphaba (3) Emilio Casado Moreno (2) Entrevista (1) Epistolar (1) Eric Draven (1) Ernest Cline (1) Erzsébet Báthory (1) Espadachines (1) Eva Weaver (1) Fantasía (38) Federico Moccia (1) Feliz Año Nuevo (3) Feliz Navidad (5) Fito (1) Fotos (6) Frikadas (2) Gato Oscar (1) Gatos (4) Geoffrey Willans (1) George Moore (1) George R. R. Martin (2) Geralt de Rivia (1) Google Doodles (1) Gótico (1) Gregory Maguire (3) Guerra Civil Española (1) H.G. Wells (1) Halloween (1) Harry Potter (4) Haruki Murakami (1) Hechos reales (1) Helene Hanff (1) Hergé (1) Historia (1) Historia del Arte (3) Humor (17) Ildikó Von Kürthy (1) IMM (9) Infantil (1) Informática (1) Informe mensual (6) Intriga (3) Irène Némirovsky (2) J.K. Rowling (1) J.R.R. Tolkien (1) James Nava (1) James O'Barr (1) Jane Austen (1) Japón (6) Jean M. Auel (1) Jeffrey Brown (1) Jesús Zamora Bonilla (2) John Kennedy Toole (1) Jorge Zentner (1) José Antonio Fortuny (1) José Saramago (1) Juana de Castilla (1) Juvenil (2) Kate Morton (2) Katherine Neville (1) Ken Follett (1) Kenneth Grahame (1) Khaled Hosseini (2) Konami Kanata (1) Koushun Takami (1) Las aventuras de Tintín (1) Las crónicas de Narnia (8) Lector electrónico (1) Lecturas conjuntas (6) Lecturas digitales (12) Lecturas en papel (64) Lego (2) Leídos en 1999 (1) Leídos en 2005 (12) Leídos en 2006 (21) Leídos en 2007 (1) Leídos en 2009 (1) Leídos en 2010 (1) Leídos en 2011 (33) Leídos en 2012 (15) Lev N. Tolstói (2) Libro Ilustrado (6) Londres victoriano (4) Los 340 libros de Rory Gilmore (1) Madrid (1) Manga (6) Marcapáginas (8) Margaret Weis (1) Mark Haddon (1) Markus Zusak (1) Matemáticas (1) Matilde Asensi (1) Matthew Dicks (1) Matthew Quick (1) Max Brooks (1) Memes (5) Miguel Delibes (1) Miguel Paz Cabanas (1) Mis lecturas infantiles (1) Misterio (8) Mitch Albom (1) Mundodisco (13) Muriel Barbery (1) Música (7) Naoki Urasawa (2) Nigel Molesworth (1) Nikolaj Frobenius (1) Noticias (12) Noticias y variedades (2) Novedades (2) Novela Gráfica (1) Novela histórica (10) Novela negra (7) Orson Scott Card (2) Paco Roca (1) Paul Auster (1) Periodismo (1) Pilar Molina Llorente (1) Piratas (1) Poesía (1) Policiaco (4) Prehistoria (1) Premios (13) Proyectos (1) Psicología (1) Ray Bradbury (1) Recomendación (1) Recordando lecturas (4) Reflexiones (3) Relecturas (3) Reseñas de comics (3) Reseñas de libros (126) Reseñas de manga (4) Reseñas de novela gráfica (2) Resumen del mes (1) Retos literarios (18) Retro (1) Richard Matheson (3) Robert C. O'Brien (1) Robert Holdstock (1) Romántico (7) Ron McLarty (1) Ronald Searle (1) Ruth Ozeki (1) Sabine Kuegler (1) Saga Vampiros Sureños (2) Sagas familiares (1) Sagrada Familia (1) Sally Nicholls (1) Santiago Caruso (1) Segunda Guerra Mundial (3) Sergio Mora (1) Series (4) Sherlock Holmes (4) Shirley Jackson (1) Siglo de Oro (1) Sir Arthur Conan Doyle (3) Sorteos (22) Star Wars (1) Stephen King (5) Stephenie Meyer (1) Suzannah Dunn (1) Suzanne Collins (3) Teatro (1) Tecnología (1) Terramar (3) Terror (7) Terry Pratchett (12) The Crow (1) Thriller (2) Tim Burton (1) Tim Powers (1) Torcuato Luca de Tena (1) Tracy Hickman (1) Truman Capote (3) Ultraviolencia (1) Umberto Eco (1) Ursula K. Le Guin (3) Vampiros (5) Viajes (1) Victor Hugo (3) Videojuegos (1) Videos (3) Wicked (3) William Golding (1) William Goldman (1) William Shakespeare (1) Wishlist Fnac (1) Yasunari Kawabata (1) Yoko Ogawa (1) Zombies (3)