sábado, 19 de enero de 2013

Reflexiones literarias #3: Los bestseller


Ay, los bestseller... Esos libros tan odiados por muchos, tan bien recibidos por otros. ¡Éxitos de ventas! ¡Los libros mejor vendidos! Algunos lo merecen; otros sólo tienen una buena campaña de publicidad. Pero sea como sea, es un tipo de libros que siempre genera acalorados debates en los círculos lectores, así que hoy vamos a reflexionar sobre ellos, aunque sea un tema polémico.

En el mundo lector existen tres grupos de personas, comprobado:

1. Los que sólo leen bestseller (y conozco a unos cuantos) porque saben que casi siempre van a acertar, porque normalmente son libros con un estilo narrativo ligero, fáciles de leer y exitosos en cuanto a ventas, lo que para muchos se traduce como símbolo de garantía. 

2. La gente que lee de todo un poco, tanto bestseller como novela menos comercial. 

3. Y por último están los que desprecian el bestseller y no quieren ni oír hablar de ello. Pero, lo que es peor, desprecian también a la gente que lee ese tipo de libros. Error. ¿Por qué lo hacen? Si existe diversidad literaria es precisamente porque no a todos los seres humanos nos gusta leer lo mismo, ¿no? Que lea cada uno lo que quiera, pero desde el respeto.


Si tuviera que meterme en uno de esos tres grupos, elegiría el segundo. Me gusta leer casi de todo y no desprecio un bestseller a la ligera. De hecho, me gusta leer bestsellers de vez en cuando y uno de mis escritores favoritos es Ken Follett, uno de los reyes de las ventas mundiales. Por lo demás, lo cierto es que no me fijo en si un libro ha vendido mucho o no a la hora de comprarlo o querer leerlo, simplemente hay algunos que me entran por el ojo. Si un autor me gusta mucho, repito, pero me da igual lo que venda.

Llegados a este punto, me pregunto: ¿por qué tanto desprecio hacia los bestsellers? A lo largo de mi vida lectora he encontrado algunos brillantes y otros no tanto y que ni siquiera sabe una porqué están editados, pero pienso que a alguien le gustarán. Como decía arriba, en este mundo debe haber lecturas que se ajusten a todo el mundo. Pensando en la mala fama que tiene el término "bestseller", ¿puede que la culpa la tengan libros como El Código da Vinci o pensáis que ese odio es anterior? Yo noto más revuelo a partir de ese libro más o menos, pero tal vez antes no se me había ocurrido pensar sobre este tema.

Y ya que nos estamos sincerando, El Código da Vinci me gustó, por cierto. Es una novela de ficción histórica y eso hay que tenerlo claro. Cuando se asimila ese concepto, puede resultar una novela muy entretenida. Pero cuando uno cree que todo lo que le cuenta Dan Brown es cierto... pasa lo que pasa. Lo que me lleva a deducir que un bestseller en toda regla debe suscitar algo de polémica, al menos de vez en cuando. Porque estoy segura de que todos recordáis el revuelo a partir de la publicación de ese libro, sobre todo entre los religiosos. Eso es lo que le dio fama a El Código da Vinci, fue casi el detonante de su éxito. La polémica, el boca-a-boca... Y una narración muy ligera.

Puede que libros como ese no tengan gran calidad narrativa o que resulten demasiado fílmicos, pero creo que de vez en cuando casi todos los lectores necesitamos intercalar lecturas pesadas con algunas más ligeras, sea cual sea el resultado. También es cierto que a raíz de El Código da Vinci surgió una retahíla de libros que querían seguir la estela y, reconozcámoslo, muchos de ellos eran infames. Y luego la fórmula se agotó, pero eso es otra historia.

Oh, my God! ¡Creo que estoy rompiendo una lanza en favor de los bestseller! Sí, ¿y qué?


Lo que no me gusta de los bestsellers es cuando se anuncian en una tienda web (Casa del Libro, Fnac, Amazon...) días o meses antes de su lanzamiento y la gente los vota con un 10 y deja un comentario tipo "sé que me va a encantar porque todo lo que escribe (insertar nombre del autor) me encanta". Vale. Pues yo pienso que no todo lo que escriba este o aquel tiene que ser bueno siempre. Y si no, mirad a Stephen King, que es el ejemplo más claro que se me ocurre. Pero ahí, en ese pequeño instante, con ese comentario que parece un granito de arena, es donde empieza a rodar y crecer la bola de nieve que se convierte en bestseller. Es curioso, pero muchos libros ya son bestsellers antes de ser bestsellers gracias al nombre de su autor.

Luego hay un punto a tener en cuenta: no porque un libro se venda mucho quiere decir que guste a todo el que lo ha comprado. Pienso lo mismo que con los blockbusters: una película puede ser todo lo taquillera que quieras pero, ¿realmente le gusta a todos los que la ven? Lo dudo. Y con los bestsellers ocurre igual, pero aquí lo que manda es el marketing, el "lo compro porque dos millones de personas no pueden estar equivocadas". Supongo que se adivina si lo están o no cuando sale el siguiente libro de ese autor, observando si se vende más o menos.

Puede que esté desvariando, porque yo no soy experta en publicidad ni en ventas, pero espero que la idea se entienda. Creo que el tema de los bestsellers es intenso, y que cada libro tiene sus pros, sus contras, su mejor o peor campaña publicitaria... pero detrás de cada libro hay un lector y somos nosotros, esas pequeñas personas dentro de este mundo tan grande, las que mandamos al fin y al cabo. Podemos ensalzar o crucificar con algo tan sumamente personal como es nuestro criterio. Me gustaría hacer otra reflexión dentro de un tiempo para debatir sobre qué es lo que nos llama la atención de los libros y cómo los elegimos, pero de momento, me quedo con estas preguntas: ¿Qué opináis de los bestsellers? ¿Os gustan? ¿Leéis muchos de ellos? Por mi parte y resumiendo: no veo nada malo en ellos, solo son libros y cada uno decide si quiere o no quiere leerlos.


21 comentarios:

  1. Yo también estaría en el segundo grupo... Y no entiendo ni a los del primero ni a los del tercero. He leído best-sellers buenísimos y otros infames, pero también he leído libros desconocidos muy buenos y muy malos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu opinión. Dentro de cada género o "etiqueta" hay libros de todas clases, igual que los gustos, que hay muchos. Yo también he leído bestsellers de todas las clases y libros desconocidos que me han parecido una maravilla y no tienen nada que envidiar a nadie.

      ¡Besos!

      Eliminar
  2. Como tu, me posiciono en el segundo grupo y a mi alrededor hay muchos del primero y unos pocos del segundo y no lo termino de encajar. Vender libros espuertas no es pecado literario, lo malo es vender churras por merinas, eso es más grave. Rompo una lanza de tu lado. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilú. Exactamente, lo malo es vender un producto infame como si no lo fuera y que la gente pique y pique. Pero cuando llevas muchos años leyendo perfilas tus gustos y te das cuenta de esas cosas. Lo malo es lo del grupo 1 y lo del grupo 3, que están un poco cerrados.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Sí, yo también estoy en el segundo grupo. Leo de todo, pero nunca compro o leo un libro porque sea un bestseller. La verdad es que me da bastante igual si ha vendido o no ha vendido, lo que importa es que el argumento me guste. Por supuesto he leído bestsellers que me han defraudado, pero también lo han hecho libros que no lo son ;-)

    Yo tampoco soporto cuando la gente vota un libro antes de que salga a la venta. Es más, no lo entiendo...

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Ni escrito por mí misma habría expresado mejor mi opinión sobre los best-sellers. Me he sentido totalmente identificada con tu reflexión, ¡hasta en lo de pensar que fue con el Código Da Vinci cuando se exacerbó el odio a este tipo de libros!

    Y si uno de tus escritores favoritos es Ken Follet, el mío es Carlos Ruiz Zafón. ¿Por qué un buen libro no puede ser éxito de ventas? Creo que habría que diferenciar entre un buen libro que triunfa por su calidad (para mí "La sombra del viento", por ejemplo) y otro que lo hace por tener una gran campaña de márketing detrás (Cincuenta Sombras de Grey)

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Yo también estoy en el segundo grupo y, como tú, me encantan la mayoría de los bestsellers, incluido Código Da Vinci :)
    Igual es precisamente porque los leo, pero me parece un poco mal que se critique a la gente por leer estos libros. ¿A los demás qué más les da? Pues que cada uno lea lo suyo y no se preocupe por lo que lee el de al lado, no?
    Lo de que se convierta en bestseller antes de que salga, de acuerdo también. Pero claro, llegará un momento en el que caiga por su propio peso. Por ejemplo, leí y me encantó La catedral del mar, y por eso mi abuela, en cuanto salió La mano de Fátima me lo regaló, porque pensábamos que iba a estar muy bien también. Bueno, pues fue un peñazo, pero también fue bestseller; yo supongo que porque a la gente le pasó lo que a mí. Ahora que va a sacar el 3º, he jurado no leerlo hasta que no lea reseñas, al menos 20, ya te aviso, y que más de la mitad sean positivas; no voy a caer otra vez. Y seguro que mucha gente hace lo mismo...

    ResponderEliminar
  6. ¡Tía, que los best-seller son muy mainstream!
    En general, elijo un libro si su reseña me llama, independientemente de cuanto haya vendido o quien lo haya escrito. Claro que es cierto que puedes cogerle manía a un autor y no darle ni una sola segunda oportunidad aunque la obra te llama, que es la misma razón por la que automáticamente puedes comprar lo nuevo de un autor determinado según vaya saliendo.
    Este último año le cogí el gusto a Christopher Moore, que es escritor de best-seller, he leído tres novelas suyas que me han encantado, y ahora tengo miedo de que me decepcione... xD

    ResponderEliminar
  7. Me incluyo en el segundo grupo ya que me gusta leer lo que me apetece o llama la atención.
    Se dice que en España se lee poco, entonces ¿por qué se quejan algunos de que haya gente que sólo lee best sellers? Si esos libros sirven para fomentar la lectura, qué más da; si sirven para que la gente se anime a leer a mí me parece estupendo.
    Como ha mencionado anteriormente Hoy no me libro, creo que la cuestión sería distinguir los best seller por su calidad literaria de aquellos que se venden como rosquillas gracias a una buena campaña publicitaria.
    Como decía uno de mis profesores de literatura: la cuestión es que se lea, sea lo que sea.
    Musus.

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Carol! Yo creo que también encajo en el segundo grupo: leo lo que me apetece según el momento. Es cierto que muchas veces me planteo si estoy demasiado "contaminada" por lo comercial a la hora de elegir lectura pero la verdad es que cada cual debe leer lo que le apetezca, nunca desprestigiando a nadie, según el momento o las ganas de leer. Libertad de gustos ante todo porque yo creo que lo realmente importante es leer: yo no soy mejor lectora que aquella persona que se ha leído del tirón las "50 sombras..." y encima le ha gustado. ¿No crees? Nunca leeré esos libros pero no por nada, ya que leo a Follet a Dan Brown, a Zafón...., simplemente porque son libros que no me apetecen. Al finale eso es lo que cuenta: disfrutar leyendo. Besos

    ResponderEliminar
  9. Qué reflexión tan interesante. Yo creo que también pertenezco al grupo dos. No leo siempre este tipo de libros, pero a veces sí, y respeto a los que solo leen eso, bestsellers más comerciales, al igual que a los que se niegan a leerlos. Pero he comprobado que cada vez que publico en el blog una reseña de un bestseller las visitas, los seguidores y los comentarios aumentan muchísimo, está claro que gustan y mueven a muchísima gente y lo importante es que cada uno disfrute con la lectura que ha escogido, sea la que sea. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  10. Yo no desprecio a la gente que lee Bestseller, pero sí huyo de todo lo que huele a bestseller. De vez en cuando pico con alguno y vuelven a defraudarme una y otra vez. No son para mi. Ni me suele gustar cómo están escritos, ni suelen gustarme. De hecho, los libros que más me han decepcionado suelen integrarse en esta definición (el chasco de la trilogía Millenium fue sonado para mi y siempre lo uso de ejemplo)
    Me da mucha rabia que haya libros brillantes y fáciles de leer que pasan inadvertidos por falta de promoción. De ahí mi aversión hacia ellos.
    Mi experiencia personal no me deja dudas: bestseller para mi gusto es sinónimo de mala calidad. Me parece perfecto que la gente los lea, pero no son para mi.

    ResponderEliminar
  11. Me incluyo también en el grupo dos. Que a veces me gusta leer un bestseller, aunque casi siempre lo hago mucho después de la época en que más éxito tiene. Creo que el único que he leído antes fue precisamente El código Da Vinci, y recuerdo que cuando luego se lió la que se lió con este libro no paraba de preguntarme por qué, que para tanto no era. Libros con más polémica hay y no se lía tanto, pero creo que también formó parte de su campaña de marketing.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Otra del grupo dos al habla. Hay best-sellers "infumables" y otros que merecen mucho la pena. No podemos renegar de los best-sellers más cuando somos los blogs literarios los que en algunos casos respaldamos esas campañas de marketing, ¿no crees?. Ah, y a mí también me encantó El código da Vinci...
    Besos,

    ResponderEliminar
  13. Grupo 2 :). Que cada uno lea lo que le salga del pie y respete que los demás lean también lo que les salga del pie.

    ResponderEliminar
  14. Pues a mí también me puedes incrustar en el segundo grupo.
    Yo no sé a qué viene tanto revuelo. Cada uno que lea lo que le de la gana. O es que acaso aquellos que huyen de los bestseller ¿disfrutan con todo lo que leen? Lo dudo mucho. Unas veces acertamos y otras no. Pero desde luego son ideales para intercalar entre lecturas más espesitas o simplemente son lo que uno necesita en ese momento.
    A veces solo tenemos el cuerpo para cosas ligeritas y si disfrutamos con ello ¿qué más da que sea un bestseller o no?

    Por cierto, yo también me lo pasé de lo lindo con El Código Da Vinci, pero también te digo que he leído algún libro más de Brown, que ha sido infumable.

    Besotes

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué entrada tan interesante!

    Yo me incluyo, ya de entrada en el segundo grupo. ¿Qué tienen de malo los bestsellers? ¿Qué tienen de malo los libros alternativos o los clásicos? Es más, muchos libros que ahora son clásicos, ¡¡en su momento fueron bestsellers!!

    Con mi hermana he comentado este tema muchas veces, que hay como una logia anti-bestsellers, y todo lo que venda mucho, es (para ellos) malo. Precisamente pasa mucho con Stephen King, que la gente se piensa que es sólo un escritor de terror y ahí tiene el sambenito colgado.

    Hablando de Stephen King y al hilo de lo que dices de la publi en las webs, añado que cuando un libro lleva muchas notas de publicidad de medios (en plan: El mejor libro que he leído, por un tío del New York Times, y así), me agobia. Me hace pensar si no habrán puesto todo eso precisamente para forzar su venta. Precisamente en el último que leí de King, el de 22/11/63, hay páginas y páginas con cosas así, al principio.

    Y añado que a mí también me gustó El código Da Vinci, aunque no he vuelto a leer nada del autor.

    Si es que hay que leer lo que uno quiera y punto...

    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Interesantes reflexiones. Está claro que cada uno tiene que leer lo que le apetezca, que para eso existe la libertad en la lectura. Reconozco que algunos de los best-sellers que he leído me han dejado fría, pero otros me han encantado.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Yo estaría en el grupo 2. Me gusta leer de todo. Entre los best seller hay libros interesantes como libros que se suponen tienen calidad y resultan muy pesados. Y ya se sabe para gustos, los colores.

    ResponderEliminar
  18. Sin duda que mala reflexión, sin un analisis propicio pero de adecuado a todo un capataz del sistema. Este tipo de libros son hechos para gente de poco criterio y una nula capacidad de analisis y crítica. Literariamente son nefasto, sistemicamento disfuncionales y teoricamente ridiculos. Yo me posiciono orgullosamente en el tercer tipo, odio a los bestseller, pero no tanto a sus lectores, si no mas bien a sus escritores, por prostituir a tal magnitud una de las bellas artes, la literatura, y ese hecho tan hermoso que es la lectura. A los lectores no puedo reprocharles nada, pues solo han sido victimas del sistema publicitario típico del siglo XXI, pero aquellos que escriben cual porqueria solo para poder sacar montones de billetes para sus bolsillos, a esos si habria que despreciarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel. Respeto tu opinión de leer libros eruditos en exclusiva, porque como digo en el post, cada uno ha de leer lo que le motive, le llene y le apetezca, pero no me ha gustado el tratamiento tan despectivo que has dado en tu comentario a autores, lectores y a mi propia reflexión.

      Llegas a mi blog de repente y tu primera frase, en lugar de un "Hola, ¿qué tal? Pasaba por aquí y opino que...", es "Sin duda que mala reflexión". Reflexiono como y lo que quiero porque este es mi blog y, como bien digo en el apartado "Política del blog", que puedes encontrar en la barra lateral derecha, no soy periodista ni crítico literario, solo soy una persona de a pie que comenta libros y otras cuestiones desde un punto de vista estrictamente personal, así pues, enfocaré reflexiones, reseñas y cualquier otro contenido de la forma que vea más adecuada a mi manera de expresarme. Creo que esa es la idea de todo bloguero: abrir este tipo de espacios para representar a nuestro modo lo que cada uno quiera. Creo que esto al menos no nos lo pueden recortar, ¿no?

      Por otro lado, no me gusta el trato, como decía, que das a los lectores, tachándolos de "victimas" (lo pongo entre comillas porque te falta una tilde y no es el único error en tu comentario). Dices que no los odias, pero que son gente con nula capacidad de "analisis" y crítica, a lo que yo contesto que las personas que leen best-sellers son perfectamente normales, al menos desde mi experiencia, y con capacidades extraordinarias para los estudios, el trabajo y para defenderse en la vida en general. La mayoría de mis lectores, que a algunos puedo llamar incluso amigos, leen best-sellers (y no best-sellers), así que discúlpame, pero no voy a consentir por nada del mundo que los insultes. Y en el ámbito personal también conozco gente que lee best-sellers (nivel grupo 1) y son personas increíbles con un éxito notable en sus respectivas profesiones (abogados, médicos, profesores...). Los humanos simplemente necesitamos entretenernos de vez en cuando con las cosas que nos hagan felices, que nos despejen... Si esa cosa es lectura ligera, no veo donde está el mal. Después de una dura jornada de trabajo o universidad (o las dos cosas, como es mi caso) no todos tenemos ganas de echarnos a la cara a Tolstói o a cualquier otro de sus colegas. Ojo, me gustan, pero hay un momento (del día y de la vida) para todo, y hay que saber reconocer este tipo de cosas.

      Defiendo la opinión de que en este mundo debe haber gente para todo con gustos diferentes. Si todos los habitantes del planeta tuviésemos los mismos gustos, creo que esto sería muy aburrido. Para empezar, no estaríamos aquí tú y yo manteniendo esta agradable charla. Para que me entiendas, creo que cada persona debe tener derecho a la libertad en cuanto a gustos y expresión. Hay maneras y maneras de decir las cosas, y las tuyas no me gustan, les sobra un pelín de soberbia. Puedes venir y decir que tú no lees best-sellers porque te parecen un negocio y no aportan nada a tu persona, pero, ¿insultar? Lo harás con toda la clase que tú quieras, pero no hay cabida en este blog para esos humos.

      Y por los autores, lo mismo, que escriba cada cual lo que quiera y si puede vivir de ello, ole. ¿Que están podridos de dinero? Bueno, solo es una forma más de ganarse la vida y por lo menos hacen algo honrado, que es tratar de vender sus ideas, sean cuales sean. Admiro su valor y confianza para dejar que alguien ajeno lea sus escritos. Si tienen éxito, ¿qué hay de malo? Muchos libros clásicos de esos que están ahora tan "in" fueron en su día best-sellers. Sin tanta publicidad como ahora debido a los medios, pero se vendían que daba gusto.

      En fin, resumiendo y acabando, he aquí unas palabras que te recomiendo incluyas en tu diccionario: respeto, libertad y entretenimiento. Pruébalas, que a lo mejor te gustan y todo y te acostumbras a darles un poco de uso.

      Eliminar

Gracias por leer y comentar en este blog. Se pide respeto en todo momento. Aunque tus opiniones acerca de un libro no coincidan con las publicadas aquí, eso no te va a impedir ser respetuoso, ¿verdad? Recuerda que hay muchas formas de decir una misma cosa. Y gracias por no dejar Spam.

Un saludo.

Nube de contenidos

3 puntos (2) Acción (1) Afganistán (2) Aída Berliavsky (1) Alejandra Pizarnik (1) Alemania nazi (1) Alessandro Baricco (1) Alicante (1) Alice Sebold (1) Alienígenas (1) Almudena Grandes (1) Alys Clare (2) Alzheimer (1) Amistad (1) Amnesia (1) Andrés Ruiz Sanz (1) Andrés Vidal (1) Andrzej Sapkowski (1) Anne Rice (2) Anthony Burgess (1) Antoni Gaudí (1) Años 80 (1) Arturo Pérez-Reverte (3) Autoayuda (1) Autobiográfico (4) Autores (1) Aventuras (2) Balance anual (3) Barcelona (1) Baseball (1) BBF (12) Bélico (1) Belinda Starling (1) Biografía (3) Book-trailer (1) BookCam (2) Bram Stoker (1) Brian Selznick (1) C.S. Lewis (8) Cajón de variedades (7) Canción de Hielo y Fuego (10) Canciones (1) Carme Riera (1) Casas encantadas (1) Charlaine Harris (2) Charles Dickens (3) Chick-lit (1) Ciencia (1) Ciencia Ficción (7) Cine (4) Clara Sánchez (1) Clásico (3) Comic (2) Contemporánea (1) Cosas mías (52) Crepúsculo (1) Cristianismo (2) Crítica social (3) Crónicas Vampíricas (2) Cuentos (1) Dan Brown (1) David Dosa (1) Deportes (1) Detectives (2) Distopía (9) Dragonlance (1) Drama (24) Edad Media (4) Edgar Allan Poe (1) El Barco de Vapor (1) El blog (4) El Cuervo (1) El dulce hogar de Chi (1) El Mago de Oz (3) El Señor de los Anillos (1) Eloy Moreno (1) Elphaba (3) Emilio Casado Moreno (2) Entrevista (1) Epistolar (1) Eric Draven (1) Ernest Cline (1) Erzsébet Báthory (1) Espadachines (1) Eva Weaver (1) Fantasía (38) Federico Moccia (1) Feliz Año Nuevo (3) Feliz Navidad (5) Fito (1) Fotos (6) Frikadas (2) Gato Oscar (1) Gatos (4) Geoffrey Willans (1) George Moore (1) George R. R. Martin (2) Geralt de Rivia (1) Google Doodles (1) Gótico (1) Gregory Maguire (3) Guerra Civil Española (1) H.G. Wells (1) Halloween (1) Harry Potter (4) Haruki Murakami (1) Hechos reales (1) Helene Hanff (1) Hergé (1) Historia (1) Historia del Arte (3) Humor (17) Ildikó Von Kürthy (1) IMM (9) Infantil (1) Informática (1) Informe mensual (6) Intriga (3) Irène Némirovsky (2) J.K. Rowling (1) J.R.R. Tolkien (1) James Nava (1) James O'Barr (1) Jane Austen (1) Japón (6) Jean M. Auel (1) Jeffrey Brown (1) Jesús Zamora Bonilla (2) John Kennedy Toole (1) Jorge Zentner (1) José Antonio Fortuny (1) José Saramago (1) Juana de Castilla (1) Juvenil (2) Kate Morton (2) Katherine Neville (1) Ken Follett (1) Kenneth Grahame (1) Khaled Hosseini (2) Konami Kanata (1) Koushun Takami (1) Las aventuras de Tintín (1) Las crónicas de Narnia (8) Lector electrónico (1) Lecturas conjuntas (6) Lecturas digitales (12) Lecturas en papel (64) Lego (2) Leídos en 1999 (1) Leídos en 2005 (12) Leídos en 2006 (21) Leídos en 2007 (1) Leídos en 2009 (1) Leídos en 2010 (1) Leídos en 2011 (33) Leídos en 2012 (15) Lev N. Tolstói (2) Libro Ilustrado (6) Londres victoriano (4) Los 340 libros de Rory Gilmore (1) Madrid (1) Manga (6) Marcapáginas (8) Margaret Weis (1) Mark Haddon (1) Markus Zusak (1) Matemáticas (1) Matilde Asensi (1) Matthew Dicks (1) Matthew Quick (1) Max Brooks (1) Memes (5) Miguel Delibes (1) Miguel Paz Cabanas (1) Mis lecturas infantiles (1) Misterio (8) Mitch Albom (1) Mundodisco (13) Muriel Barbery (1) Música (7) Naoki Urasawa (2) Nigel Molesworth (1) Nikolaj Frobenius (1) Noticias (12) Noticias y variedades (2) Novedades (2) Novela Gráfica (1) Novela histórica (10) Novela negra (7) Orson Scott Card (2) Paco Roca (1) Paul Auster (1) Periodismo (1) Pilar Molina Llorente (1) Piratas (1) Poesía (1) Policiaco (4) Prehistoria (1) Premios (13) Proyectos (1) Psicología (1) Ray Bradbury (1) Recomendación (1) Recordando lecturas (4) Reflexiones (3) Relecturas (3) Reseñas de comics (3) Reseñas de libros (126) Reseñas de manga (4) Reseñas de novela gráfica (2) Resumen del mes (1) Retos literarios (18) Retro (1) Richard Matheson (3) Robert C. O'Brien (1) Robert Holdstock (1) Romántico (7) Ron McLarty (1) Ronald Searle (1) Ruth Ozeki (1) Sabine Kuegler (1) Saga Vampiros Sureños (2) Sagas familiares (1) Sagrada Familia (1) Sally Nicholls (1) Santiago Caruso (1) Segunda Guerra Mundial (3) Sergio Mora (1) Series (4) Sherlock Holmes (4) Shirley Jackson (1) Siglo de Oro (1) Sir Arthur Conan Doyle (3) Sorteos (22) Star Wars (1) Stephen King (5) Stephenie Meyer (1) Suzannah Dunn (1) Suzanne Collins (3) Teatro (1) Tecnología (1) Terramar (3) Terror (7) Terry Pratchett (12) The Crow (1) Thriller (2) Tim Burton (1) Tim Powers (1) Torcuato Luca de Tena (1) Tracy Hickman (1) Truman Capote (3) Ultraviolencia (1) Umberto Eco (1) Ursula K. Le Guin (3) Vampiros (5) Viajes (1) Victor Hugo (3) Videojuegos (1) Videos (3) Wicked (3) William Golding (1) William Goldman (1) William Shakespeare (1) Wishlist Fnac (1) Yasunari Kawabata (1) Yoko Ogawa (1) Zombies (3)