domingo, 23 de septiembre de 2012

Reflexiones literarias #1: Viajes + Libros: Manías, costumbres y reflexiones varias


Acabo de volver de vacaciones y he estado de viaje por Bélgica, pero esa cuestión no va a ser el centro de esta entrada, pero sí la base, lo que me ha dado la idea de escribir estas líneas. Viajes + Libros, ¿cómo lo hacéis vosotros? Imagino que cuando vais de viaje os lleváis lectura, pero, ¿qué preferís, papel o digital? ¿Por qué? ¿Leéis durante el viaje en transportes o alojamiento o solo en el trayecto de ida/vuelta? ¿Lo que leéis son novelas o guías de viaje? Me parece un tema interesante el cómo el estar de viaje puede cambiar o no el ritmo o los hábitos lectores. A continuación os explico mis manías y costumbres, a modo estrictamente personal, conforme a lo que se ajusta a mi forma de viajar y leer. En mi caso, como veréis mis hábitos lectores cambian mucho durante el periodo vacacional.


LIBROS DE PAPEL

En mi caso los prefiero y son los que siempre llevo. Siempre elijo alguno de bolsillo con las tapas blandas y no demasiado extenso. Y, por supuesto, que trate un tema ligero que no me exija demasiada concentración. Son libros baratos y si por alguna razón se pierden, se rompen o los roban, la pérdida no es cara ni irremplazable. Me siento cómoda y segura con un libro de papel cuando estoy rodeada de desconocidos.

LIBROS ELECTRÓNICOS

Me gusta ir ligera de equipaje y pasar los controles rápidamente, por lo que no me gusta cargarme de aparatos electrónicos que pueda perder de vista o que me ralenticen. Soy muy cuidadosa con el equipaje, pero tampoco me sentiría muy cómoda llevándome el reader y sabiendo que me lo pueden robar o se me puede perder en un descuido. Ventajas del lector electrónico: no pesa nada y se pueden almacenar muchos libros, lo que para un viaje muy largo es genial. Desventajas: si se pierde, se rompe, o lo roban, la broma saldría muy cara. Además, hay países en los que son muy estrictos con los objetos que violan de algún modo el Copyright. No me apetece llegar a un sitio y que vean que llevo algún libro de origen dudoso, que me requisen el reader y que encima me pongan una multa. Por ello, el lector electrónico nunca entra en mis planes de vuelo (prácticamente siempre viajo en avión).

TEMÁTICA

En los últimos dos o tres viajes que he hecho he llevado libros de Terry Pratchett poque son trepidantes y siempre me hacen reír. Resulta que tengo miedo... no, miedo no. Respeto al avión. Hace tiempo que llegué a la conclusión de que tener miedo o pánico no tiene ningún sentido. Si quiero viajar y ver mundo voy a tener que subir en avión, no hay más. Hablé con expertos de la aviación, investigué y sé como funciona un avión en circunstancias normales y de crisis, así que me voy habituando a los ruidos y demás cosas divertidas que suceden a bordo de un avión. De todas formas, aunque pasé de un estado de pánico a uno de miedo y, de éste a uno de respeto, me gusta estar distraída en los trayectos, sin pensar todo el tiempo dónde estoy. Y por ello los libros de Terry Pratchett son perfectos (y eso que al principio no me gustaban, pero ahora tengo ya un feeling con ellos difícil de explicar). Y si no es de Terry Pratchett (en algún momento se me acabarán), me vale cualquier libro sencillo y directo con tintes de humor (aunque éste no sea inglés). Las guías de viaje (que también prefiero en papel) no las leo en el avión, solo en días previos al viaje o en momentos puntuales de éste para planificar algo de última hora.


¿CUÁNDO LEER?

No leo nunca cuando estoy esperando para embarcar. Prefiero pasear por el aeropuerto, ver tiendas de forma desinteresada (nunca compro nada a pesar del duty free), controlar los horarios de los vuelos, localizar la puerta de embarque, observar a la gente... Incluso en grandes esperas aeroportuarias, no leo. Leo en el avión, pero una vez que acaba el proceso de despegue, cuando suena la "campanita-todo-va-bien". Tampoco me sumerjo en la lectura y paso todo el trayecto leyendo: hablo con mi acompañante, como, descanso la vista, veo la revista de la compañía aérea, miro por la venta y flipo, respiro hondo, observo a las azafatas para ver si se comportan con normalidad, camino... Y al final me doy cuenta de que no he leído tanto en el avión como esperaba, sino lo que necesitaba para relajarme un poco. Lo mismo me ocurre en el tren, donde, por cierto, nunca veo la película porque se oye mal SIEMPRE. Si viajo en coche o autobús no leo porque me suelo marear y, si yendo en avión hay turbulencias, también me mareo. En avión, en los momentos a partir de "tomado pista para aterrizaje" tampoco leo.

En el hotel, depende, pero tampoco suelo leer demasiado (en este viaje no he leído nada absolutamente). Cuando estoy en casa leo por las noches, antes de ir a dormir y prácticamente todos los días por poco que sea; pero estando de viaje es diferente: te pasas el día caminando, viendo cosas, llenando la mente de lugares y costumbres nuevas... Por la noche, cuando estoy en el hotel, prefiero asimilarlo todo, ver las fotos, planear la ruta del día siguiente o ver la tele; no me apetece ponerme a leer y seguir llenando mi cabeza de cosas nuevas, me gusta leer "despejada". Así pues, siempre llevo un libro y con eso tengo suficiente. Nunca lo acabo.

***

Y eso es todo por ahora. Como veis, tengo mis manías y mis hábitos, supongo que como todo el mundo. ¿Y vosotr@s?

FUENTE DE LAS IMÁGENES
- Primera
- Segunda

21 comentarios:

  1. Me ha gustado muchísimo esta entrada, jeje.

    Sobre elegir entre lector digital y libro en papel... nunca he tenido que elegir para salir de España, así que me suele dar igual (porque voy en tren/bus y el libro va siempre conmigo).

    Me parece muy valiente que asumieras tu miedo al avión y lo transformaras, para poder ver mundo. Algo parecido voy a hacer yo con el coche, que me da un pánico total... pero bueno, seguro que consigo dominarlo.

    Espero que te lo pasaras genial en Bélgica ;)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bien! Me alegro de que te haya gustado ^^

      Ánimo con el coche!! Si yo soy capaz de subir en avión es que no existen los límites en esta vida para nadie xDD

      Ya te contaré más cosas del viaje!

      ¡Besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Pues yo acabo de llegar ayer mismito de Lisboa (¿por qué señor? ¿por qué he de volver a trabajar ma-ña-na?) y respecto a tu pregunta....me llevé dos guías de viaje pero...¡se me quedó en Madrid mi novela! Además en un momento bastante interesante... Una pena, un dolor y un asquete, porque aunque en los viajes yo esté de 8 de la mañana a 10 de la noche de pingo, antes de dormir sí que me mola leer un ratito... Y yo soy enamorada del papel, no tengo reader, aunque nunca se sabe. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andá, qué lástima lo de tu novela perdida. Menos mal que no era un reader, que a eso me refería cuando decía que no me lo llevo de viaje por no perderlo. Esas cosas pasan y si es un libro, pues te molesta pero la pérdida no es desorbitada. Ahora, perder el reader... eso sí que pica. Espero que puedas acabar de leer esa novela en otro momento. Por cierto, ¿cuál era? Y, ¿te gustó Lisboa?

      ¡Besos!

      Eliminar
  3. Ay! Bélgica...¡Qué envidia! Es una de mis asignaturas pendientes.
    Pues sí, yo hago como tú: prefiero papel porque me da miedo que le pase algo al ebook y tampoco leo demasiado: suelo llegar agotada al hotel. En el avión no me concentro demasiado, pero al menos leyendo evito agobiarme con eso de la claustrofobia y el vértigo... Está claro que si es un viaje "cultural" es más difícil sacar un poquito de tiempo para leer, pero eso sí: nunca salgo sin un libro en la maleta.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querer es poder, Zamarat! Ya verás como algún día pisas Bélgica si esa es tu intención ;)

      Pues estamos iguales más o menos con el tema de leer en los viajes. A mi es que, aunque luego no lea mucho durante el viaje, me tranquiliza tener un libro a mano, por lo que pudiera pasar.

      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Pues también prefiero el papel, que siempre me da un poquitín de miedo que se parta o se me pierda el lector. Además, cuando viajo tampoco empleo mucho tiempo en leer. Así que con un libro me sobra. El tiempo del tren o el avión y poquito más. El resto del tiempo a conocer la ciudad o pueblo en cuestión y a dormir. En cuanto a la temática, pues depende de lo que me apetezca la verdad. Ahí no tengo tampoco mucha preferencia. Me ha gustado mucho esta entrada!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos igualitas tú y yo en este aspecto de libros + viajes ^^

      Me alegro de que te haya gustado la entrada, me parecía curioso hacerla porque en el aeropuerto y el avión tuve mucho tiempo de observar a la gente y la verdad es que prácticamente nadie leía.

      ¡Besos!

      Eliminar
  5. Oh! Terry Pratchett siempre una buena elección! Y más para viajar!! A mi me gusta llevarme algún libro del país al que voy a viajar, o al menos cuyo autor sea de allí, o que esté ambientado en ese lugar. No siempre lo consigo, pero ese es el objetivo, así me voy ambientando...! (^__^)
    Y siempre leo en el avión, y ya en destino intento buscar un hueco antes de dormir...y sí, en mi caso también es raro que acabe el libro que llevo conmigo... ¡Hay tanto por hacer cuando te vas de viaje!!
    En fin, que me ha encantado esta entrada!
    ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy curioso lo tuyo con las nacionalidades de los autores, así vas explorando el mundo en todos los sentidos! ^^

      Yo es que acabo echa polvo en los viajes y no suelo dormir antes de leer porque me quedo sobada antes xD

      Y por cierto, que muy bonita Bélgica, pero lo que me ha cautivado de verdad ha sido Brujas ;)

      ¡Besos!

      Eliminar
  6. Pues prácticamente coincido contigo en todo! Excepto en lo de Terry Pratchett, de quien nunca he leído nada! :-O
    Yo casi siempre leo en la ida o vuelta del viaje. Pero durante.. prácticamente nada, por norma general.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a ver si consigo que leas algo de Pratchett. Eso sí, a mi los dos primeros libros no me gustaron, pero un amigo me animó a seguir argumentando que los siguientes eran mejores y vaya si tenía razón. Si te gusta el humor inglés anímate, dale una oportunidad ;)

      Eliminar
  7. Me ha gustado mucho la entrada, relaciona dos cosas que me encantas!! Hasta este año no he tenido libro electrónico, así que no se me ha planteado el problema de llevármelo fuera. Mis última vacaciones han sido dentro de España, así que he combinado: libro en papel, de bolsillo y manejable para poder llevármelo a la playa sin peligro de que se me llene de arena o se me pueda mojar. Y también libro electrónico para trayectos en tren y esperas y antes de dormir, resulta ligero y fácil de transportar y puedo llevar varios libros. Las guías de viaje también las prefiero en papel. Antes del libro electrónico, siempre me solía llevar varios libros en la maleta, de lectura amena para descansar y disfrutar de las vacaciones, que es de lo que se trata.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Buena combinación la tuya. La verdad es que el reader es muy práctico, pero yo me lo cuido tanto que me da penita llevármelo a un país extranjero por lo que pueda pasar. Desde luego, para leer en la cama es lo mejor, porque hay veces que algunos libros me han acabado dando dolor de estómago y con el reader eso no pasa, jeje.


      Las guías es que me gusta manosearlas, ver las fotos... y con un reader no es lo mismo. Creo que nunca renunciaré a las guías de papel y por mucho que consulte cosas en internet, no hay nada como tener una buena guía a mano.

      ¡Besos!

      Eliminar
  8. Pues ya te conocemos un poco mejor... Yo no suelo leer tampoco en los viajes, necesito más tranquilidad y la mente centrada.
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que me pasa a mi, que tras toda una jornada caminando, asimilando monumentos, culturas y demás... no puedo encontrarme despejada para leer, me distraigo y además el cansancio me puede. Muy curioso como cambia el hábito lector en los viajes, ¿verdad?

      ¡Besos! ;)

      Eliminar
  9. Yo pienso que leer es leer, no importa mucho si es en formato impreso o digital. Lo que si es importante es la calidad de la lectura, pues lamentablemente hoy en día hay mucha basura publicada. Afortunadamente hay libros excelentes de autores clasicos, modernos y contemporaneos que están disponibles tanto en versión on-line como físicos.

    Yo leo mucho, un promedio de 60 páginas por día. En lo que va de este año tengo 132 libros leídos, de los cuales puedo recomendar talvés diez. Esto es por que a pesar de que la mayoría son buenos libros, uno siempre tiene sus favoritos.

    Me agrada tu sitio. Te felicito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tiquicia. Yo creo que la lectura es muy subjetiva y que no a todos los puede gustar lo mismo. Además, hay un libro para cada momento de la vida, pero sí es cierto que hay algunos publicados que nunca sabré porqué están ahí. Un golpe de suerte, una moda... Y sin embargo hay muchos autores noveles en la sombra esperando su oportunidad y que están ofreciendo un producto de calidad. Esto sería cuestión para otro post debate, pero en mi caso, por ahí van los tiros, esa es más o menos mi opinión.

      ¡132 libros! Wow, qué maravilla. Te entiendo en lo de la selección para recomendar, hay libros que es que te dejan igual que estabas y para encontrar uno que te llene en todos los sentidos a veces es un poco difícil.

      Bueno, gracias por tus palabras, paso por tu blog ;)

      Eliminar
  10. Muchos de los viajes que me ha tocado hacer este año han sido en coche, así que nada de leer, por supuesto cuando me toca conducir, pero tampoco cuando voy de copiloto, hemos probado los audiolibros para esas ocasiones. En cambio me encanta leer cuando viajo en autobús, en tren o en avión. No tengo ereader, así que siempre leo papel. Siempre llevo uno o dos libros en la maleta cuando viajo, me encanta sobre todo leer en la playa. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tampoco me gusta leer en el coche cuando voy de copiloto. A parte de que me mareo, me gusta ver el paisaje, mirar un mapa, leerle los carteles al piloto, hablar con él... es un tipo de viaje diferente, más personalizado por decirlo de algún modo.

      ¡Besos!

      Eliminar
  11. Me quedo con el ereader, sin duda: es mucho más cómodo, ligero y te permite almacenar un montón de libros de forma que, si se te acaba el que estás leyendo, o empiezas uno que no te gusta y lo quieres cambiar, no tienes que llevar uno montón de "tochos" que pesan una tonelada y no te caben en el bolso.

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar en este blog. Se pide respeto en todo momento. Aunque tus opiniones acerca de un libro no coincidan con las publicadas aquí, eso no te va a impedir ser respetuoso, ¿verdad? Recuerda que hay muchas formas de decir una misma cosa. Y gracias por no dejar Spam.

Un saludo.

Nube de contenidos

3 puntos (2) Acción (1) Afganistán (2) Aída Berliavsky (1) Alejandra Pizarnik (1) Alemania nazi (1) Alessandro Baricco (1) Alicante (1) Alice Sebold (1) Alienígenas (1) Almudena Grandes (1) Alys Clare (2) Alzheimer (1) Amistad (1) Amnesia (1) Andrés Ruiz Sanz (1) Andrés Vidal (1) Andrzej Sapkowski (1) Anne Rice (2) Anthony Burgess (1) Antoni Gaudí (1) Años 80 (1) Arturo Pérez-Reverte (3) Autoayuda (1) Autobiográfico (4) Autores (1) Aventuras (2) Balance anual (3) Barcelona (1) Baseball (1) BBF (12) Bélico (1) Belinda Starling (1) Biografía (3) Book-trailer (1) BookCam (2) Bram Stoker (1) Brian Selznick (1) C.S. Lewis (8) Cajón de variedades (7) Canción de Hielo y Fuego (10) Canciones (1) Carme Riera (1) Casas encantadas (1) Charlaine Harris (2) Charles Dickens (3) Chick-lit (1) Ciencia (1) Ciencia Ficción (7) Cine (4) Clara Sánchez (1) Clásico (3) Comic (2) Contemporánea (1) Cosas mías (52) Crepúsculo (1) Cristianismo (2) Crítica social (3) Crónicas Vampíricas (2) Cuentos (1) Dan Brown (1) David Dosa (1) Deportes (1) Detectives (2) Distopía (9) Dragonlance (1) Drama (24) Edad Media (4) Edgar Allan Poe (1) El Barco de Vapor (1) El blog (4) El Cuervo (1) El dulce hogar de Chi (1) El Mago de Oz (3) El Señor de los Anillos (1) Eloy Moreno (1) Elphaba (3) Emilio Casado Moreno (2) Entrevista (1) Epistolar (1) Eric Draven (1) Ernest Cline (1) Erzsébet Báthory (1) Espadachines (1) Eva Weaver (1) Fantasía (38) Federico Moccia (1) Feliz Año Nuevo (3) Feliz Navidad (5) Fito (1) Fotos (6) Frikadas (2) Gato Oscar (1) Gatos (4) Geoffrey Willans (1) George Moore (1) George R. R. Martin (2) Geralt de Rivia (1) Google Doodles (1) Gótico (1) Gregory Maguire (3) Guerra Civil Española (1) H.G. Wells (1) Halloween (1) Harry Potter (4) Haruki Murakami (1) Hechos reales (1) Helene Hanff (1) Hergé (1) Historia (1) Historia del Arte (3) Humor (17) Ildikó Von Kürthy (1) IMM (9) Infantil (1) Informática (1) Informe mensual (6) Intriga (3) Irène Némirovsky (2) J.K. Rowling (1) J.R.R. Tolkien (1) James Nava (1) James O'Barr (1) Jane Austen (1) Japón (6) Jean M. Auel (1) Jeffrey Brown (1) Jesús Zamora Bonilla (2) John Kennedy Toole (1) Jorge Zentner (1) José Antonio Fortuny (1) José Saramago (1) Juana de Castilla (1) Juvenil (2) Kate Morton (2) Katherine Neville (1) Ken Follett (1) Kenneth Grahame (1) Khaled Hosseini (2) Konami Kanata (1) Koushun Takami (1) Las aventuras de Tintín (1) Las crónicas de Narnia (8) Lector electrónico (1) Lecturas conjuntas (6) Lecturas digitales (12) Lecturas en papel (64) Lego (2) Leídos en 1999 (1) Leídos en 2005 (12) Leídos en 2006 (21) Leídos en 2007 (1) Leídos en 2009 (1) Leídos en 2010 (1) Leídos en 2011 (33) Leídos en 2012 (15) Lev N. Tolstói (2) Libro Ilustrado (6) Londres victoriano (4) Los 340 libros de Rory Gilmore (1) Madrid (1) Manga (6) Marcapáginas (8) Margaret Weis (1) Mark Haddon (1) Markus Zusak (1) Matemáticas (1) Matilde Asensi (1) Matthew Dicks (1) Matthew Quick (1) Max Brooks (1) Memes (5) Miguel Delibes (1) Miguel Paz Cabanas (1) Mis lecturas infantiles (1) Misterio (8) Mitch Albom (1) Mundodisco (13) Muriel Barbery (1) Música (7) Naoki Urasawa (2) Nigel Molesworth (1) Nikolaj Frobenius (1) Noticias (12) Noticias y variedades (2) Novedades (2) Novela Gráfica (1) Novela histórica (10) Novela negra (7) Orson Scott Card (2) Paco Roca (1) Paul Auster (1) Periodismo (1) Pilar Molina Llorente (1) Piratas (1) Poesía (1) Policiaco (4) Prehistoria (1) Premios (13) Proyectos (1) Psicología (1) Ray Bradbury (1) Recomendación (1) Recordando lecturas (4) Reflexiones (3) Relecturas (3) Reseñas de comics (3) Reseñas de libros (126) Reseñas de manga (4) Reseñas de novela gráfica (2) Resumen del mes (1) Retos literarios (18) Retro (1) Richard Matheson (3) Robert C. O'Brien (1) Robert Holdstock (1) Romántico (7) Ron McLarty (1) Ronald Searle (1) Ruth Ozeki (1) Sabine Kuegler (1) Saga Vampiros Sureños (2) Sagas familiares (1) Sagrada Familia (1) Sally Nicholls (1) Santiago Caruso (1) Segunda Guerra Mundial (3) Sergio Mora (1) Series (4) Sherlock Holmes (4) Shirley Jackson (1) Siglo de Oro (1) Sir Arthur Conan Doyle (3) Sorteos (22) Star Wars (1) Stephen King (5) Stephenie Meyer (1) Suzannah Dunn (1) Suzanne Collins (3) Teatro (1) Tecnología (1) Terramar (3) Terror (7) Terry Pratchett (12) The Crow (1) Thriller (2) Tim Burton (1) Tim Powers (1) Torcuato Luca de Tena (1) Tracy Hickman (1) Truman Capote (3) Ultraviolencia (1) Umberto Eco (1) Ursula K. Le Guin (3) Vampiros (5) Viajes (1) Victor Hugo (3) Videojuegos (1) Videos (3) Wicked (3) William Golding (1) William Goldman (1) William Shakespeare (1) Wishlist Fnac (1) Yasunari Kawabata (1) Yoko Ogawa (1) Zombies (3)