miércoles, 23 de febrero de 2011

La niña de la jungla de Sabine Kuegler

Hoy toca reseñar libro, vamos allá. La niña de la jungla está escrito por Sabine Kuegler basándose en su propia experiencia. Nació en Nepal porque sus padres, misioneros alemanes, estaban allí trabajando. Cuando Sabine tenía cinco años, en una remota jungla de Papúa Occidental (Indonesia) se descubrió una tribu de la que aún no había conocimiento en el resto del mundo y vivían prácticamente como en la Prehistoria: los fayu. Los padres de Sabine, Doris y Klaus-Peter, fueron trasladados a ese lugar para estudiar y ayudar a los fayu. Así que para allá se fue toda la familia. Sabine creció en la jungla entre juegos con sus hermanos y los miembros más pequeños de la recién descubierta tribu. Vivía sin preocupaciones en una casa de madera, accesible más que nada por aire, sin agua corriente (ni caliente), sufriendo una malaria detrás de otra, comiendo gusanos y carne de cocodrilo, aprendiendo a disparar con arco... No es algo usual para una niña pequeña alemana, ¿verdad? Sabine afirma que fue muy feliz en esa época de su vida y no lo dudo, pero cuando cumplió diecisiete años, dejó la jungla y marchó a Europa para estudiar Economía. Quería tener una carrera, amigas, un marido que no la hiciera quedarse en casa con los pechos al aire y siempre embarazada... Hoy en día, Sabine vive en Hamburgo, es madre de cuatro hijos y tiene su propia empresa de comunicación. Pero no es feliz. Añora la jungla y por eso escribió este libro. No es nada fácil vivir en medio de una selva, pero cuando se es niño debe ser el paraíso: diversión al aire libre sin fin. Pero ahora la chica no se puede adaptar a la vida en una gran ciudad. Sabine Kuegler lleva más de veinte años ya en Europa y aún le asusta cruzar una calle, le molestan los horarios, no le gusta la comida... Se encuentra entre dos mundos.

No es spoiler para nada todo esto que estoy diciendo, todo son cosas que aparecen en el prólogo. Ha sido interesante para mí leer este libro para ver en primera persona como es la vida al otro lado del mundo. Debo decir que he descubierto muchas cosas curiosas, algunas me han hecho reír y otras llorar, porque hay capítulos bastante tristes. Debe ser una vida emocionante y admiro ese valor que tienen algunas personas para poder abandonar su país, su familia, sus costumbres y comodidades para irse a vivir en medio de una jungla y ayudar a los más necesitados. Pero cuando se tienen tres hijos, como es el caso, ya es otra historia. Me ha gustado mucho el libro, pero si me viera en la situación, por mucho que a mí me gustara esa vida, no expondría a mis hijos a ella. Quizá los padres de esta historia me han parecido algo despreocupados porque, normalmente, con una simple advertencia ya parecía que estaba todo hecho. Pero no es así: tenéis tres hijos de entre cuatro y ocho años y van sueltos por la jungla. Sabine Kuegler y sus hermanos estuvieron a punto de morir muchas veces y luego venían los lamentos. Es cierto que aquí también hay accidentes y enfermedades, pero allí es distinto. Allí puede crecer el río, los niños sin vigilancia pueden ir a bañarse y ahogarse, o que se los coma un cocodrilo. Pueden perderse en la jungla, pueden ser destinatarios de alguna flecha de una tribu rival, pueden morir de malaria o de cualquier otra enfermedad. Hay muchos más peligros en la jungla para un niño sin disciplina. Y bueno, tenemos el problema de ahora: los tres (Sabine y sus hermanos), han querido hacer una vida normal para lo que sería un ciudadano alemán, porque fueron creciendo y sus inquietudes no las podían resolver todas en la jungla. Pero se encuentran prisioneros entre dos culturas. Sobretodo es a eso a lo que no expondría a mis hijos. Pongámonos en la remota situación de que a mí me gustara vivir en la jungla. Muy bien, pero mis hijos se merecen ir a la escuela con niños de su edad, tener amigos, una alimentación sana y equilibrada, revisiones médicas y, cuando llegue el momento, conocer a una persona y casarse si es su deseo. Esas cosas en la jungla no se encuentran y yo me sentiría muy egoísta por negar a mis hijos todo eso después de haberlo experimentado yo. Por ejemplo, o se casan con alguien de la tribu (y no lo querría para una hija mía), o estarían condenados a no experimentar el amor nunca (los matrimonios fayu no saben lo que es el amor en pareja).

En fin, creo que me he explicado. Me ha gustado mucho el libro, pero cuando pienso en esas cosas, simplemente yo no lo haría con mis hijos. Obviando todo eso, me ha parecido una historia interesane, triste, nueva para mí y de fácil lectura. ¿Lo recomendaría? Sí, porque invita mucho a la reflexión. ¿Ayudar a los demás? Por supuesto. Loable al 100%, pero sacrificar la salud física y mental y el bienestar de mis hijos... creo que no. Es un tema complicado. Desde los ojos de un niño es maravilloso, pero la cara B esconde muchos problemas.

FICHA TÉCNICA

Leído del: 16 al 21 de febrero de 2011
Título original: Dschungelkind
Traducción:
Sofía Noguera Mendía (del alemán)
Editorial: Círculo de Lectores (por cortesía de Styria Ediciones y Publicaciones)
Edición: Primera (2006)
Formato: Tapa dura
ISBN: 84-672-2175-5
Páginas: 315
Precio: No me acuerdo porque compré el libro en 2006

RETOS

Este libro me sirve para el Desafío Libros de Colores 2011 (verde oscuro), el Desafío 50 Libros 2011 (van 6) y El Reto con Química 2011 (Elemento: Neón - Representación: Ne - Mi uso en el reto: P2).

IMÁGENES

La primera es de mi libro y la hice yo. La segunda es de Sabine Kuegler de pequeña con dos niños de la tribu fayu. La tercera es Sabine en la actualidad.

BBF

20 comentarios:

  1. Pues parece que está interesante. Me recuerda a "El castillo de cristal", por aquello de la infancia "diferente", aunque claro, casi prefiero a los padres de Jeannette Walls que a los de Sabine Kuegler!!
    Yo tampoco dejaría a mis hijos vivir allí, si los tuviera... Demasiado peligroso!

    ResponderEliminar
  2. Mmm... no conozco ese libro, pero ya he buscado alguna reseña y pinta interesante también. Tomo nota, tomo nota.

    ResponderEliminar
  3. Coincidoo con isi me recuerda al Castillo de Cristal un libro en el que la autora repasabaa su niñez llamemosla diferentee. Me lo apunto

    ResponderEliminar
  4. Peliagudo tema e interesante libro desde luego. Opino como tú, dejar que tus hijos vivan en medio de la selva sabiendo todo lo que se están perdiendo en una civilización moderna es incluso egoísta por no hablar del conflicto en el que se encuentran en la actualidad. No acabas de pertenecer a ninguna de las dos culturas.
    Y sí, yo también prefiero a los padres de Jeannette Walls.
    Un besito

    ResponderEliminar
  5. Parece una historia muy interesante. Yo creo que sería incapaz de vivir así. Soy tremendamente urbanita, odio los bichos y los mosquitos, no puedo vivir sin internet, libros y amigos/familia... Pero admiro a esta gente. En el fondo son más felices que nosotros, sus preocupaciones no van más allá de qué comer o cuidar de los tuyos.
    Tienes que ver la vida desde otro punto completamente distinto, y trivializar tantas cosas...

    ResponderEliminar
  6. Pinta bastante interesante este libro. Me ha gustado lo que cuentas y el hecho de que sea verdad me deja un poco asombrada. Ahora se me hace imposible pensar en dejar a mi hija sin sus amigos, sin su educación, expuesta a enfermedades que no sé si su cuerpo está preparado para soportar... Uf, desde luego nunca lo haría. Y luego está el problema que tiene ahora la autora: no está integrada completamente en ninguno de los sitios. Resulta una situación bastante difícil.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Parece un libro interesante de leer, yo tampoco expondría a mis hijos a una vida así, pero bueno cada uno es cada uno, de todsas maneras cuando se ha vivido con tanta libertad entiendo que uno sea incapaz de adaptarse a horarios, a la voragine de la gran ciudad... y a comidas demasiado condimentadas, hay cosas que seguro que ahora echaria de menos si volviera allí, todas la comodidades que la jungla no tuvo.

    ResponderEliminar
  8. Yo también estoy de acuerdo contigo Carol. Sabes que me encanta la jungla, pero que no haría eso a mis hijos. Hasta qe no fueran mayores para decidr por ellos mismos, creo que lo mejor es no limitar tantísimo sus opciones culturales y sociales. Luego ya lo que cada uno quiera en la vida, como esta señora.

    Por lo demás, el libro pinta interesante.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo contigo y creo que, por mucho que me pudiera gustar llevar ese tipo de vida, no me parece que un niño tenga que vivir expuesto a enfermedades y peligros porque sí. Otra cosa es que, siendo ya mayor, decida por motu propio si quiere o no vivir en una selva.
    La vida de Sabine no ha tenido que ser nada fácil, tanto en la selva como en la ciudad. Tras leer tu reseña me da la impresión que vive en la frontera, sin saber muy bien cuál es su sitio. Una historia interesante, cuanto menos.
    Musus.

    ResponderEliminar
  10. M.: Otra que ha leído "El castillo de cristal" y yo no sé ni que libro es, jaja. Pero me lo apunto.

    Booki: Si, egoísta es la palabra. Si esos padres tuvieron derecho a educación, amigos y más tarde noviazgo y matrimonio en su país natal, ¿porqué negárselo a un hijo?

    Atram: Yo también soy muy urbanita. No sé que haría sin Fnac ahí al lado, sin mis libros, mi agua corriente... Yo también admiro a la gente que renuncia a todo para ayudar a los demás de esta manera, pero no me parece bien que le impongan esa vida a otras personas que no han ido a la jungla voluntariamente ni pueden decidir.

    Margari: Si, a mi también me sorprendió mucho la historia cuando estaba leyendo el libro, porque esto ha pasado hace nada si vas a ver, durante los años 80. Y bueno, no recuerdo haber visto una noticia ni nada sobre esta tribu ni sobre los Kuegler. Supongo que en Alemania se hablaría de algo. Pero bueno, es difícil, si.

    Carmina: Claro, si se queda en Alemania echa de menos la jungla, pero si regresara a ella, echaría de menos muchas comodidades también. Por eso está tan perdida y eso me ha dado mucha pena. Eso de no saber donde está tu lugar debe ser muy duro.

    Toniketo: Ese comentario tuyo me gusta, jeje. Cuando nuestro hijo sea mayor que haga lo que quiera, pero de pequeño que se conforme con ir al vivero, jajaja. El libro no obstante te lo recomiendo.

    Mafaldas: Si, la historia de Sabine es muy dura. De pequeña lo veía todo con otros ojos, pero enseguida se dió cuenta de que necesitaba dar un giro a su vida. Y tampoco le ha salido muy bien a la pobre.

    ¡Gracias a tod@s por los comentarios! ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  11. yo este lo dejo pasar.....no había oido hablar de él pero con todo lo que tengo que leer...
    un beso

    ResponderEliminar
  12. Me leí este libro hace un año, lo ví en la revista del circulo de lectores y me llamó la atención, así que lo pedí y me lo leí, me gustó bastante. La historia de una familia y una niña que viven sin hacer caso de lo material, centrados en el día a día.
    Coincido en que no me gustaría vivir en un lugar así, por muy interesante que pueda resultar el libro te das cuenta de todo lo que se ha perdido la niña al no crecer en un mundo desarrollado, yo no privaría a mis hijos de eso, me parece muy egoista.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. sin duda una lectura interesante, a mi estos libros que narran historias "de verdad" me chiflan, así que me lo apunto. ¡Gracias por presentármelo!
    Ale.

    ResponderEliminar
  14. Buenas!, yo estaba intentando encontrar este libro pero no lo encuentro por ningún lado. Vos lo compraste en Argentina, no ?. Recordarías en que librería o donde lo pueden tener hoy en día ?. Te agradecería. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Yo lo compré en España, en Círculo de Lectores, pero creo que ahora mismo se encuentra descatalogado. En Argentina no sé dónde se podría encontrar o si también estará descatalogado. Lamento no ser de más ayuda. ¡Un saludo!

      Eliminar
  15. Creo que esta noche en el segundo canal de televisión española hacen una película con el
    mismo título. Debe ser que su historia se ha llevado a la tele ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sii ayer la dieron yo la vi y me encanto! No me he leido el libro pero solo viendo la pelicula e disfrutado mucho. Tambien e llorado sobre todo con Aurin, eso tambien esta basado en hechos reales?

      Eliminar
  16. si estas en la selva vives como los demas,si estas en alemania pues vives como los demas...quien puede decir que te viene bien y que no...son experiencias de las que aprender que es lo unico a lo que venimos a esta mundo...asi que...cada uno lo llevara de una forma u otra...son vidas que vivir nada mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu opinion, ademas creo que no podemos juzgar a esos padres, si pueden cojer enfermedades y ahiogarse en un rio o cualquier otra cosa. Pero cada uno piensa de una manera. Estes en la jungla o en alemania tienes que vivir y en cada sitio es diferente y no por mas comodidad es mas facil la existencia. Ellos les an dado la oportunidad de saber valorar a las personas a los animales, a lo que los rodea, seguramente saben que es el respeto y el amor, el esfuerzo por vivir y aunk de una forma diferente y que a alguien le parezca cruel. Seguro que son magnificas personas y felices.

      Eliminar
  17. Desde mi punto de vista no se puede juzgar de ningún modo a sus padres. Al fin y al cabo no es eso lo que hacen todos los padres? decidir por sus hijos cuando estos son demasiado pequeños para tomar ninguna decisión? eso lo hacen los padres fayu, los padres en Alemania y en España. Si eso es egoísmo entonces todos los padres son egoístas. No necesariamente la vida que yo haya experimentado en mi infancia es la mejor para mis hijos, hay otros criterios para tomar esa decisión.
    Por otra parte asumir que la comodidad, la estabilidad, "una vida sana y equilibrada", ir al colegio, etc. forman parte de una vida o una infancia que ningún niño debería perderse, me parece una visión muy parcial. Y qué decir sobre el "tener amigos", como si el concepto de amistad que en esa cultura o en otras manejan no fuese el "auténtico" concepto de amistad. O como si ese concepto siquiera existiese.

    Exponer a tus hijos a una vida dónde quizá la supervivencia sea más compleja, dónde el abanico cultural es otro distinto y dónde el mundo se rige por normas completamente diferentes a la propia, me parece un acto muy valiente. Ni mejor ni peor que la nuestra, solamente otra opción más. Estoy seguro que vivir atrapada entre dos mundos es algo complejo, producto de vivir en lugares con dos culturas muy dispares, no porque una sea mejor y otra peor, simplemente por las diferencias existentes.

    Me alegra la reseña del libro, me alegra pensar que se consuma y que pueda contribuir a destronar esa visión eurocéntrica de la existencia misma. Ayudar a ver el mundo con otros ojos distintos a los propios y enseñar a nuestros hijos que la nuestra es solo una de las múltiples opciones de vida, ni la mejor ni la peor, ni la más atrasada o adelantada, la civilizada o no, simplemente una vía más, es una gran aventura que merece la pena vivir como sociedad. Un saludo!

    ResponderEliminar

Gracias por leer y comentar en este blog. Se pide respeto en todo momento. Aunque tus opiniones acerca de un libro no coincidan con las publicadas aquí, eso no te va a impedir ser respetuoso, ¿verdad? Recuerda que hay muchas formas de decir una misma cosa. Y gracias por no dejar Spam.

Un saludo.

Nube de contenidos

3 puntos (2) Acción (1) Afganistán (2) Aída Berliavsky (1) Alejandra Pizarnik (1) Alemania nazi (1) Alessandro Baricco (1) Alicante (1) Alice Sebold (1) Alienígenas (1) Almudena Grandes (1) Alys Clare (2) Alzheimer (1) Amistad (1) Amnesia (1) Andrés Ruiz Sanz (1) Andrés Vidal (1) Andrzej Sapkowski (1) Anne Rice (2) Anthony Burgess (1) Antoni Gaudí (1) Años 80 (1) Arturo Pérez-Reverte (3) Autoayuda (1) Autobiográfico (4) Autores (1) Aventuras (2) Balance anual (3) Barcelona (1) Baseball (1) BBF (12) Bélico (1) Belinda Starling (1) Biografía (3) Book-trailer (1) BookCam (2) Bram Stoker (1) Brian Selznick (1) C.S. Lewis (8) Cajón de variedades (7) Canción de Hielo y Fuego (10) Canciones (1) Carme Riera (1) Casas encantadas (1) Charlaine Harris (2) Charles Dickens (3) Chick-lit (1) Ciencia (1) Ciencia Ficción (7) Cine (4) Clara Sánchez (1) Clásico (3) Comic (2) Contemporánea (1) Cosas mías (52) Crepúsculo (1) Cristianismo (2) Crítica social (3) Crónicas Vampíricas (2) Cuentos (1) Dan Brown (1) David Dosa (1) Deportes (1) Detectives (2) Distopía (9) Dragonlance (1) Drama (24) Edad Media (4) Edgar Allan Poe (1) El Barco de Vapor (1) El blog (4) El Cuervo (1) El dulce hogar de Chi (1) El Mago de Oz (3) El Señor de los Anillos (1) Eloy Moreno (1) Elphaba (3) Emilio Casado Moreno (2) Entrevista (1) Epistolar (1) Eric Draven (1) Ernest Cline (1) Erzsébet Báthory (1) Espadachines (1) Eva Weaver (1) Fantasía (38) Federico Moccia (1) Feliz Año Nuevo (3) Feliz Navidad (5) Fito (1) Fotos (6) Frikadas (2) Gato Oscar (1) Gatos (4) Geoffrey Willans (1) George Moore (1) George R. R. Martin (2) Geralt de Rivia (1) Google Doodles (1) Gótico (1) Gregory Maguire (3) Guerra Civil Española (1) H.G. Wells (1) Halloween (1) Harry Potter (4) Haruki Murakami (1) Hechos reales (1) Helene Hanff (1) Hergé (1) Historia (1) Historia del Arte (3) Humor (17) Ildikó Von Kürthy (1) IMM (9) Infantil (1) Informática (1) Informe mensual (6) Intriga (3) Irène Némirovsky (2) J.K. Rowling (1) J.R.R. Tolkien (1) James Nava (1) James O'Barr (1) Jane Austen (1) Japón (6) Jean M. Auel (1) Jeffrey Brown (1) Jesús Zamora Bonilla (2) John Kennedy Toole (1) Jorge Zentner (1) José Antonio Fortuny (1) José Saramago (1) Juana de Castilla (1) Juvenil (2) Kate Morton (2) Katherine Neville (1) Ken Follett (1) Kenneth Grahame (1) Khaled Hosseini (2) Konami Kanata (1) Koushun Takami (1) Las aventuras de Tintín (1) Las crónicas de Narnia (8) Lector electrónico (1) Lecturas conjuntas (6) Lecturas digitales (12) Lecturas en papel (64) Lego (2) Leídos en 1999 (1) Leídos en 2005 (12) Leídos en 2006 (21) Leídos en 2007 (1) Leídos en 2009 (1) Leídos en 2010 (1) Leídos en 2011 (33) Leídos en 2012 (15) Lev N. Tolstói (2) Libro Ilustrado (6) Londres victoriano (4) Los 340 libros de Rory Gilmore (1) Madrid (1) Manga (6) Marcapáginas (8) Margaret Weis (1) Mark Haddon (1) Markus Zusak (1) Matemáticas (1) Matilde Asensi (1) Matthew Dicks (1) Matthew Quick (1) Max Brooks (1) Memes (5) Miguel Delibes (1) Miguel Paz Cabanas (1) Mis lecturas infantiles (1) Misterio (8) Mitch Albom (1) Mundodisco (13) Muriel Barbery (1) Música (7) Naoki Urasawa (2) Nigel Molesworth (1) Nikolaj Frobenius (1) Noticias (12) Noticias y variedades (2) Novedades (2) Novela Gráfica (1) Novela histórica (10) Novela negra (7) Orson Scott Card (2) Paco Roca (1) Paul Auster (1) Periodismo (1) Pilar Molina Llorente (1) Piratas (1) Poesía (1) Policiaco (4) Prehistoria (1) Premios (13) Proyectos (1) Psicología (1) Ray Bradbury (1) Recomendación (1) Recordando lecturas (4) Reflexiones (3) Relecturas (3) Reseñas de comics (3) Reseñas de libros (126) Reseñas de manga (4) Reseñas de novela gráfica (2) Resumen del mes (1) Retos literarios (18) Retro (1) Richard Matheson (3) Robert C. O'Brien (1) Robert Holdstock (1) Romántico (7) Ron McLarty (1) Ronald Searle (1) Ruth Ozeki (1) Sabine Kuegler (1) Saga Vampiros Sureños (2) Sagas familiares (1) Sagrada Familia (1) Sally Nicholls (1) Santiago Caruso (1) Segunda Guerra Mundial (3) Sergio Mora (1) Series (4) Sherlock Holmes (4) Shirley Jackson (1) Siglo de Oro (1) Sir Arthur Conan Doyle (3) Sorteos (22) Star Wars (1) Stephen King (5) Stephenie Meyer (1) Suzannah Dunn (1) Suzanne Collins (3) Teatro (1) Tecnología (1) Terramar (3) Terror (7) Terry Pratchett (12) The Crow (1) Thriller (2) Tim Burton (1) Tim Powers (1) Torcuato Luca de Tena (1) Tracy Hickman (1) Truman Capote (3) Ultraviolencia (1) Umberto Eco (1) Ursula K. Le Guin (3) Vampiros (5) Viajes (1) Victor Hugo (3) Videojuegos (1) Videos (3) Wicked (3) William Golding (1) William Goldman (1) William Shakespeare (1) Wishlist Fnac (1) Yasunari Kawabata (1) Yoko Ogawa (1) Zombies (3)