miércoles, 24 de febrero de 2010

La mecánica del corazón de Mathias Malzieu

SINOPSIS SIN SPOILERS: Edimburgo, finales del siglo XIX. En una casa en lo alto de una colina, en el día más frío de la historia, nace el pequeño Jack. Es el fruto del embarazo no deseado de una prostituta adolescente. Quizá por eso el pequeño, un ser sensible por naturaleza, nace con el corazón congelado. Madeleine, de la que se rumorea que es una bruja, es la mujer que asiste el parto y dueña de la casa. En su afán por salvar la vida del bebé, inserta un reloj de madera en el pecho de Jack para que cumpla el papel de su dañado corazón. La madre de Jack lo abandona y crece al cuidado de Madeleine, pues nadie quiere adoptarlo en cuanto ven su extraño reloj. Todo va bien, Jack crece con normalidad, pese al rechazo de la gente por su corazón de madera... hasta que se enamora de una pequeña cantante ambulante. Su corazón se dispara, las agujas giran sin control y sabe que enamorarse puede poner en peligro su vida. Pero no le importa, está dispuesto a seguir los pasos de la muchacha atravesando media Europa, desde Escocia hasta Granada, para encontrar y enamorar al amor de su vida, luchando siempre contra su corazón. Y hasta aquí puedo contar.

OPINIÓN: Esta poco usual historia de amor, nos cuenta con maestría y de la mano de un metáforico reloj de cuco, los estados y emociones por los que pasa el ser humano en varias etapas de su vida. La niñez, la adolescencia, el amor, la alegría, el rechazo, la rabia, la tristeza... Como funciona el corazón frente a las cosas que cada uno se encuentra a lo largo de su existencia. Es una novela muy original que pronto cobrará vida en la gran pantalla de la mano de Luc Besson (eso porque es francesa. Si no lo fuera, Tim Burton sería idóneo para realizarla). La mecánica del corazón no debería dejar indiferente a nadie, más que nada por la forma tan peculiar de contar un cuento de enamorados. Un corazón mecánico no se ve todos los días, vaya. Más de uno se sentirá identificado con la historia de Jack y Acacia y dirá: "Si, eso es exactamente lo que sentí cuando...". Además, es un libro muy cortito y la narración es muy directa, lo que facilita las cosas. Imprescindible.

EL AUTOR: Mathias Malzieu nació en Montpellier (Francia), en 1974. Ha escrito ya varias novelas con las que ha cosechado cierto éxito de público y crítica en su país, pero es con La mecánica del corazón con la que ha recibido reconocimiento fuera de Francia, donde por cierto estuvo más de veinte semanas en la lista de los más vendidos. Además es el vocalista de uno de los grupos de música pop más importantes del país vecino, Dionysos. El sexto album de la banda tiene el mismo nombre que la novela y es una especie de banda sonora de ésta (cosa que se puede apreciar por ejemplo en YouTube buscando un poquito). El disco salió en 2007, junto con el libro, y fue Disco de Oro en poco tiempo. Cuenta con muchas colaboraciones de otros artistas, que interpretan a personajes de la novela. Mathias Malzieu tiene una pinta de francés de La isla de los niños perdidos que no se la quita nadie, ¿verdad?

sábado, 20 de febrero de 2010

El elfo oscuro III. El refugio de R. A. Salvatore

Contiene spoiler. Bueeeeno, ya he terminado el tercer y último libro de esta trilogía. La verdad es que El refugio ha sido el que menos me ha gustado con diferencia. Tal como me olía, al salir Drizzt a la superficie, sus aventuras se vuelven más convencionales y, precisamente lo que me enamoró de El elfo oscuro fue la peculiaridad del mundo donde comienza a desarrollarse la historia y lo poco usual de las costumbres de los drows. Pero en fin. No tengo muchas ganas de destripar el libro con todo detalle, la verdad. Lo que no quiere decir que no lo cuente, pero solamente por encima. Tampoco hay mucho que decir. Drizzt se acostumbra más o menos a la luz del sol y vive con su pantera en las montañas, hasta que vuelve a sentir la soledad. Entonces intenta acercarse a un grupo de humanos de una granja cercana, pero es acusado injustamente de asesinato. A partir de ahí, el libro trata de su huida y de las aventuras que va teniendo por el camino (y que no me voy a molestar en redactar), hasta que se demuestra su inocencia y se queda a vivir en el Valle del Viento Helado en compañía de los enanos. Después de un comienzo algo gore y un desarrollo monótono en principio, el libro gana hacia mitad-final, pero no es comparable a las dos primeras entregas. En fin, en reglas generales me ha gustado mucho como trilogía, porque los dos primeros libros son muy buenos y, este lo es a su manera cuando está casi acabando. Pero por lo pronto me parece que hasta aquí ha llegado mi conocimiento de las aventuras de Drizzt Do'Urden.

viernes, 19 de febrero de 2010

aNobii

De una web a un blog de libros, de ese blog a otro y a otro y así mis pasos fueron a dar al final con aNobii casi por casualidad. Es un lugar donde te registras, vas añadiendo libros que te has leído, quieres leer, o estás en ello, a tu estantería virtual. Los puedes puntuar y eso te lleva a "contactar" con estanterías de otras personas con las que se tienen gustos afines. Así pues, se puede comentar, preguntar, aceptar recomendaciones, descubrirlas por uno mismo sin hablar con nadie... todo relacionado con la literatura de todos los tiempos y nacionalidades. Hay casi diecisiete millones de libros en la web y, si quieres votar por alguno que aún no está, metes los datos y listo. Es muy fácil de usar y muy adictivo para quien esté muy interesado en la buena lectura. Personalmente me alegro mucho de haber dado con aNobii. Si alguien tiene curiosidad por probarlo, ésta es mi estantería. También se puede navegar por aNobii sin registrarse, pero eso de hacerse una su lista de libros tiene su encanto ^^

lunes, 15 de febrero de 2010

El elfo oscuro II. El exilio de R. A. Salvatore (2ª Parte)

Contiene spoiler. Sigo. Drizzt y Belwar se adentran en la Antípoda Oscura con el espectro de Zaknafein pisandoles los talones. El camino que los dos amigos deciden seguir es el que les lleva en dirección opuesta a Menzoberranzan. Tienen un par de aventuras por el camino y conocen a Clak, un pek atrapado en el cuerpo de un oseogarfio por culpa del hechizo de un malvado mago. Los pek son humanoides pacíficos y los oseogarfios seres malvados. A pesar de su apariencia, Clak continúa teniendo su personalidad pek, aunque poco a poco el carácter del oseogarfio se va apoderando de él. Llegará un día en el que sea oseogarfio por completo, pero Drizzt y Belwar no pueden dejarlo a su merced porque es un ser muy bondadoso e inocente y lo quieren ayudar.

Pero en su camino pasan cerca de una caverna illita, donde viven los desolladores de mentes, unos seres que son capaces de dominar a la gente con su poder mental. Y así ocurre con los tres amigos, los hacen prisioneros, les dominan la mente y los convierten en sus esclavos. Tiene que ser la pantera Guenhwyvar la que acuda al rescate de sus compañeros, que recuperan su conciencia cuando comienza el ataque. Juntos intentan salir de la caverna illita, pero hay algo que hace detenerse a Zak: su padre Zaknafein está allí. Ha dado con él, pero Drizzt no conoce sus propósitos y acude a su encuentro. Al hablarle se da cuenta enseguida de que aunque el cuerpo sea el de Zak, no lo es su mente ni sus intenciones. Luchan un poco pero Drizzt acaba huyendo porque no puede con él.

Es entonces cuando decide volver a Menzoberranzan a hurtadillas, para que un mago de allí le quite el hechizo a Clak. Pero por el camino se vuelven a encontrar a Zaknafein y asesina al pobre pek, que al morir recupera su forma original. Entonces vuelve a luchar con Drizzt, que ha aprendido muchas cosas en todo este tiempo. El combate está muy igualado y Malicia debe devolverle algunos recuerdos al cuerpo de Zak para que pueda luchar mejor y derrotar a Drizzt. Pero se pasa de la raya y Zak recuerda por completo quien era, le dice a Drizzt que huya, que se aleje de Menzoberranzan, se despiden como no pudieron hacer cuando Zak fue sacrificado y, con la poca conciencia que le queda antes de que Malicia vuelva a apoderarse de su mente, el antiguo maestro de armas se arroja a un lago de ácido cercano.

Mientras, en Menzoberranzan, al fracasar el zin-carla, la reina araña se enfurece más todavía y ordena a la casa Baenre, la primera, que elimine a la casa Do'Urden. Y así es. Con su gran tropa de soldados y con la ayuda de los mercenarios, la casa Baenre aniquila a todos los Do'Urden, excepto a una de las hermanas de Drizzt, a quien los Baenre adoptan como sacerdotisa, y a Dinin, que se une a los mercenarios. Jarlaxle le ofrece ir a por Drizzt, porque la recompensa por él puede ser muy elevada, pero Dinin prefiere dejarlo en paz.

Drizzt desconoce por completo lo ocurrido en Menzoberranzan, no sabe que su madre y todos los Do'Urden han muerto, así que toma una decisión irrevocable. Decide marcharse allí donde no puedan perseguirlo: a la superficie. Belwar se queda en Blingdenstone contra su voluntad. Drizzt quiere irse solo, no quiere que el svirfnebli abandone su tierra para siempre. Así pues, el libro acaba cuando Drizzt y Guenhwyvar salen de la Antípoda Oscura y las estrellas del exterior les iluminan. ¿Cómo sobrevivirá eñ drow a la luz del sol? Yo ya lo se porque me estoy leyendo la continuación, pero lo dejo para el próximo resumen.

En fin, es cierto que esta segunda parte pierde algo de frescura, que las aventuras de Drizzt y Belwar son algo más comunes, pero no está mal el libro. Los últimos capítulos son buenísimos y reparan la monotonía que puede haber alcanzado en páginas anteriores. Es un libro de transición, que prepara los pasos de Drizzt para llevarlo a la superficie, donde ya se sabía que iba a acabar.

domingo, 14 de febrero de 2010

El elfo oscuro II. El exilio de R. A. Salvatore (1ª Parte)

Contiene spoiler. El exilio comienza diez años después del final de La morada. Habíamos dejado a las casas Do'Urden y Hun'ett a punto de mantener una guerra y a Drizzt abandonando Menzoberranzan. Bien, durante esa década, las dos casas rivales se han atacado entre ellas sin éxito, pues ninguna cuenta con el favor de la reina araña Lloth. Lo único que han hecho han sido ataques furtivos sin poder llegar a matar a ningún noble, sólo a algunos soldados y miembros menores de las casas. Por lo tanto es una lucha que se encuenta estancada. Pero existe una banda de mercenarios que trabajan a varias bandas, sirviendo a una casa u otra según su conveniencia. Un día, la casa Hun'ett se atreve a atacar a los Do'Urden al máximo, contando en sus filas con soldados mercenarios. Pero Malicia Do'Urden, viendo cerca la derrota, le ofrece una recompensa más elevada al líder de la banda, Jarlaxle, y éste acepta. Así es como la casa Do'Urden gana la guerra y pasa a ser la octava en Menzoberranzan, consiguiendo al fin un puesto en el consejo, que era lo que más ambicionaba Malicia. Tras la victoria, la presencia de la madre matrona de los Do'Urden es reclamada por la madre matrona Baenre, de la primera casa. Baenre le dice que aunque la casa Do'Urden haya ganado la guerra, aún no cuenta con el favor de Lloth. El motivo es que Drizzt, el causante de su ira, continúa con vida.

En el transcurso de los últimos diez años, Drizzt ha estado vagando por la Antípoda Oscura, habiéndose instalado en una discreta y aparentemente segura cuevecilla. Para sobrevivir se ha convertido en un cazador, ha dejado de lado al guerrero que era, sólo mata para comer, se ha convertido en un ser salvaje y se ha olvidado casi hasta de hablar. Su única compañía es su fiel pantera mágica Guenhwyvar, la única que consigue que Drizzt no pierda la cabeza del todo. Un día se le cruzan los cables y decide seguir a un grupo de svirfneblis, unos enanos que se dedican a la minería. Los svirfneblis son enemigos naturales de los drow, pero Drizzt se siente tan sólo que eso no le importa. Además, eso a él le da igual, porque no es un drow como los demás y no es capaz de odiar a los svirfneblis porque si. Discretamente llega a las puertas de la ciudad de los enanos, Blingdenstone, pero no tiene valor para cruzar sus puertas.

Mientras tanto, en Menzoberranzan, Malicia ha mandado una patrulla para que encuentren a Drizzt y lo maten. En este grupo se hallan Dinin y Briza, dos hermanos de Drizzt. Después de una ardua búsqueda y unos cuantos hechizos de localización, la patrulla da con Drizzt, que mantiene un enfrentamiento con sus hermanos. A Dinin, el guerrero, lo deja K.O. enseguida y a Briza, sacerdotisa, la corta los dedos de una mano y todas las tiras de su látigo, que acaba en numerosas cabezas de serpientes que muerden al oponente y lo inmovilizan. Los hermanos consiguen escapar y regresan a Menzoberranzan con las noticias de que Drizzt es un ser invencible. Entonces Malicia, aunque no cuenta con su favor, decide pedir ayuda por última vez a Lloth. A través de una de las sirvientas de la diosa, le pide que la obsequie con el zin-carla. Lloth se lo concede. El zin-carla debe alojarse en un cadáver. Es un ser no-muerto, por lo tanto casi invencible, pues no le afectan hechizos ni heridas de armas. El cuerpo que elije Malicia es el de Zaknafein que, como en vida fue un gran guerrero, es ideal. El no-muerto sale a buscar a Drizzt, recordando algunas técnicas de lucha de Zak, pero "manejado" por Malicia, que tiene su mente conectada.

Tras el encuentro con sus hermanos, Drizzt se siente más asustado y solo que nunca. Entonces se arma de valor, acude a Blingdenstone y se entrega sin armas, aceptando su destino sea cual sea. Los svirfneblis lo amordazan y lo llevan a una sala dentro de la ciudad, donde el drow es interrogado. Los svirfneblis creen que es un espía de Menzoberranzan, pero Drizzt les dice que él no es un drow normal, que no comparte los principios de su raza y que se marchó de su ciudad hace mucho tiempo. Les dice también que conoce a uno de ellos, a un tal Belwar, al que se encontró diez años atrás por la Antípoda Oscura cuando estaba de patrulla. En aquella ocasión, los drows se encontraron con un grupo de mineros que estaban trabajando muy cerca de Menzoberranzan e hicieron prisionero a Drizzt. Belwar, el capataz, le dijo que lo tenían que juzgar pero que intentaría que sufriera una muerte rápida e indolora. Los svirfneblis son seres más bien benévolos. Drizzt se apiadó de Belwar y, cuando su grupo acudió para rescatarlo y asesinaron a todos los svirfneblis, Drizzt pidió piedad para Belwar. Con la excusa de que el enano debería volver a su ciudad para contar lo que había pasado, consiguió que los drows lo dejaran con vida, aunque lo dejaron partir sólo después de haberle cortado ambas manos. Los svirfneblis llaman a Belwar, para ver si reconoce al drow. Y así es, lo reconoce y dice que ese drow fue quien le salvó la vida diez años atrás. Drizzt se alegra al ver que el enano sobrevivió y en lugar de sus manos, sus compatriotas le implantaron en los muñones una pica y un martillo. Así pues, el rey de los svirfneblis le perdona la vida a Drizzt y consiente que se quede en Blingdenstone, al ciudado de Belwar.

Drizzt se va integrando poco a poco con los svirfneblis, intentando dejar de lado al cazador asesino y violento que lleva dentro. Mientras, el cadáver de Zaknafein, anda por la Antípoda Oscura buscando a Drizzt sin descanso, aniquilando a todo aquél que se le ponga por delante de una manera infalible y sin piedad. Algunos svirfneblis observan matanzas de goblins y otras criaturas en las proximidades de su ciudad. Saben por la precisión con que han sido asesinados, que es obra de los drow, así que mandan un espía a Menzoberranzan para preguntar acerca de la actividad drow cercana a su zona. El espía tiene un contacto en Menzoberranzan, Jarlaxle el mercenario, quien por una cuantiosa suma de gemas, le cuenta todo, que a quien buscan es a Drizzt Do'Urden. El enano no le dice que el drow está en Blingdenstone porque no se fía de Jarlaxle, pero al regresar a su cuidad con las noticias, el rey toma enseguida la decisión: Drizzt debe abandonar Blingdenstone. Ha sido un amigo que ha ayudado mucho a los svirfneblis, pero no se quieren ver envueltos en una guerra con los drow. Drizzt lo comprende y, tras haberse sentido más cómodo y agradecido que nunca en toda su vida, abandona Blingdenstone. Le sorprende que su amigo Belwar no acuda a despedirlo, pero cuando sale de la ciudad, el enano lo está esperando fuera para acompañarlo en su viaje, para que no esté tan sólo.

El libro sigue, ya lo creo que sigue, pero esto me está quedando demasiado largo y, además, no tengo muchas más ganas de seguir escribiendo, que llevo aquí ya un buen rato y me empieza a doler la cabeza. Continuaré con el resumen próximamente. Hay una razón por la que hago esto tan detallado y con spoiler. No quiero que se me olviden estos libros por si en un futuro decido seguir con la saga. No lo quiero hacer inmediatamente, pero si en un tiempo. Como tengo la cabeza que tengo y seguro que me olvido, vengo aquí y me leo los post, en lugar de tener que releerme los libros. Es algo que debería hacer a partir de ya, porque he leído muchos libros que se me han olvidado luego y eso me da mucha rabia. En fin, continuará...

miércoles, 10 de febrero de 2010

El elfo oscuro I. La morada de R.A. Salvatore

Es largo y tiene spoiler, así que a quien no le apetezca leer tanto o no se quiera enterar de lo que no debe, que no mire. La morada es el primer volumen de la saga El elfo oscuro, de Reinos Olvidados. La acción se sitúa en Menzoberranzan, una de las ciudades subterraneas de la Antípoda Oscura, donde viven los drow, elfos oscuros. Hace milenios, los drow fueron desterrados de la superficie por sus "primos" elfos. Condenados a vivir bajo tierra, a lo largo de los siglos esta raza desarrolló visión infrarroja, sus pieles se tornaron negras y sus cabellos blancos. Los drow viven en pequeñas fortalecillas denominadas Casas, a las que pertenecen según de la familia que sean o que los acoja. Están los Do'Urden, los Baenre, los Hun'ett... Y cada uno tiene su espacio dentro de la ciudad. Casas hay cientas en Menzoberranzan, pero solamente las ocho primeras tienen un grado de honor y pertenecen al consejo de la ciudad, que son los que parten el bacalao en todos los asuntos. Obviamente, el poder es algo que atrae a todas las Casas y hay un modo de conseguirlo. Las que gobiernan cada casa son las madres matronas, sacerdotisas de gran poder, adoradoras de la Reina Araña Lloth, a la que entregan su vida y sus oraciones para que les conceda su favor. Si una Casa desea subir de rango y la diosa está de su parte, no tiene más que eliminar a otra Casa que esté por encima, asesinado a todos y cada uno de sus miembros, incluido niños. Si no hay testigos y no queda nadie con vida para reclamar justicia, la Casa atacante sube de rango y aquí no ha pasado nada. Así funcionan las cosas en el mundo drow. Ahora, si la Casa atacante pierde la guerra o algún miembro de los atacados queda con vida y pide justicia o, si hay algún testigo del ataque que hable, la Casa atacante es la que deberá ser eliminada por completo y sin compasión. Por supuesto también existen guerras internas en las Casas. Miembros de una misma familia son capaces de asesinar a hermanos o madres para ascender en su propia Casa. Los drow no tienen escrúpulos, son malvados por naturaleza y son todos iguales, porque en su mundo lo normal es ser así.

Bien, explicado esto, ya puedo comentar un poco de que va el libro a modo resumido. Todo comienza una noche en la que la Casa Do'Urden, décima en Menzoberranzan, ataca a la casa DeVir y obtiene una aplastante victoria sin dejar huella de que han sido ellos, conviertiéndose así en novena casa, a un paso de entrar en el consejo. Sin embargo, existe un superviviente de los DeVir que cambia de identidad y al principio del libro se lo pasa investigando para descubrir quién acabó con su familia y vengarse. Pero nadie sabe que él es Alton DeVir, porque se borra el rostro y asume la personalidad de otro drow, profesor de la Academia de magos que Alton asesina con la ayuda de un aprendiz, Masoj Hun'ett. La misma noche de ese ataque, nace el "héroe" de esta historia, Drizzt Do'Urden, un elfo de ojos lilas que, a muy temprana edad muestra impresionantes aptitudes para convertirse en un gran guerrero. Gracias a esa cualidad, Drizzt es criado por Zaknafein, el maestro de armas de la Casa Do'Urden, que además es su padre, aunque eso Drizzt no lo sabe, puesto que forma parte del adulterio que cometió su madre Malicia, la madre matrona de la Casa. ¡Ah, si! Se me olvidaba decir que Drizzt es un príncipe. Bien, Zaknafein, personaje que supe desde el principio que estaba destinado a morir, por la sencilla razón de que me encantó (si, todos los personajes, de donde sea, que más me gustan, siempre mueren ¬¬'), es un guerrero excelente que ha vertido mucha sangre drow. Pero si lo hace es para satisfacer a su Casa porque, en realidad, está asqueado de la vileza de los drow. De buena gana habría abandonado Menzoberranzan, pero son muchos los peligros que aguardan en la Antípoda Oscura y, a la superficie no puede salir porque la luz del sol podría matar a un drow. ¿Adónde iba a ir? No le queda más remedio que, para salvar su vida, matar y cumplir los deseos de Malicia y su estúpida diosa, de la que reniega en secreto. Esas creencias, sin querer se las inculca a Drizzt, que además es un ser inocente que no comprende la naturaleza drow. Así pues, Drizzt se convierte en un ser bondadoso que nada tiene que ver con el carácter de su raza, a la par que es un gran guerrero. Pero para completar su formación, no son suficientes las enseñanzas de Zak. Drizzt debe pasar diez años en la Academia, donde acaba de comprender lo distante que se encuentra de las creencias y costumbres de sus compañeros.

Pasado ese tiempo y graduado con honores, Drizzt pasa a formar parte de la patrulla de la ciudad como el mejor guerrero de todos, lo que provoca envidias de otras Casas y le crea muchos enemigos. A estas alturas, Alton DeVir ya sabe que su venganza debe ir dirigida contra la Casa Do'Urden y cuenta con el apoyo de los Hun'ett, cuarta Casa. Juntos conspiran para matar a Drizzt y posteriormente atacar. Pero volvamos con nuestro héroe. Una noche, su patrulla hace una incursión a la superficie para asesinar a un grupo de elfos, para demostrarles que los drow están ahí y que los odian a muerte. La matanza debe realizarse antes de que salga el sol, porque los drow no están preparados para afrontar su luz. De hecho, las estrellas y la luna ya les ciegan un poco. En fin, el grupo de Drizzt ataca un campamento elfo y todos los allí presentes son asesinados sin miramientos. Una niña se cruza en el camino de Drizzt y él siente compasión, pero sabe que no la puede dejar con vida o los drow lo asesinarán a él. Cubre a la niña con sangre ajena y le dice que no se mueva. Así le salva la vida a ella y la suya propia sin mancharse las manos con un asesinato, algo de lo que se ve incapaz. Por supuesto, esto disgusta a la diosa Lloth y la casa Do'Urden pierde su favor, sin saber porque. Todo esto cuando empieza a fraguarse la guerra entre ellos y los Hun'ett.

Malicia decide espiar mediante métodos mágicos a los miembros de su familia, para ver si descubre quien a disgustado a la diosa. Una noche, Drizzt y Zak se reencuentran en los aposentos del maestro de armas para realizar un duelo. En ese momento, Drizzt le confiesa a su antiguo mentor que dejó con vida a la niña elfa. A su vez, Zak le dice que él es su padre. Juntos deciden abandonar Menzoberranzan a corto plazo e iniciar una nueva vida lejos de todas las maldades que se fraguan allí. Pero Malicia lo sabe todo. Una noche en la que Drizzt se ausenta de la Casa, Malicia manda llamar a Zak. Le dice que conoce porque los Do'Urden han perdido el favor de Lloth y que la diosa exige el sacrificio del culpable. Malicia quería desde hace mucho tiempo quitar a Zak de en medio porque conoce su naturaleza blasfema y, cree estar a tiempo de "salvar" a Drizzt de sus ideales. Sabe que Zak protegerá a su hijo y, efectivamente así es. Zak se deja sacrificar voluntariamente para que no asesinen a Drizzt y Malicia se quede tan contenta. Una pena, ¿eh?

A su vez, ya he dicho que Drizzt estaba ausente, dando un paseo por la ciudad. Es entonces cuando Masoj y Alton intentan asesinarlo para debilitar a la Casa Do'Urden y atacarla esa misma noche. Pero el joven guerrero puede con los dos y no le queda más remedio que derramar sangre drow para salvar la vida. Cuando mata a Masoj, se adueña de Guenhwyvar, la pantera mágica del mago, que ha sido una compañera excelente de combate para él. De hecho es como una amiga para Drizzt. En fin, regresa a la Casa y cuenta que ha intentado ser asesinado por los Hun'ett, a la vez que descubre lo que ha pasado con Zak. Lleno de rabia, blasfema contra la diosa, contra su madre, su mundo, todo... Y abandona Menzoberranzan en compañía de la pantera, dispuesto a afrontar una nueva vida aunque fracase en el empeño, pero con la satisfacción de dejar atrás un mundo lleno de corrupción. Y así acaba el libro, con una guerra en ciernes entre dos Casas debilitadas, puesto que los Hun'ett también han perdido el favor de Lloth en su fracaso de matar a Drizzt, y además han perdido a dos poderosos magos. Y por otra parte, los Do'Urden tampoco consiguen agradar a Lloth pese al sacrificio de Zak, porque las blasfemias de Drizzt y el abandono de su pueblo la vuelven a enfurecer. Tampoco se encuentran en su mejor momento porque han perdido a dos importantes guerreros. Guerra entre dos Casas debilitadas y una nueva vida para Drizzt. Con esa tensión y deseo de saber más, acaba La Morada.

Este libro ha renovado mi fe en la literatura fantástica, género del que últimamente estoy algo saturada y en ocasiones hasta hartita. Estoy cansada de que normalmente en los libros de fantasía aparezcan elfos rubios y hermosos que viven en los árboles tocando la flauta, orcos babosos de piel verde y enanos con sus rocas y sus hachas, todos ellos matandose en una eterna lucha del bien contra el mal. Ni mucho menos todos los libros de este género son así, pero si la mayoría, no nos engañemos. Hace ya tiempo tuvo que caer en mis manos Geralt de Rivia para darme un respiro. Ahora me lo ha dado El elfo oscuro. No es que no salgan elfos ni enanos, es que cuenta la historia de una manera diferente a todo lo conocido hasta ahora. La idea de que Menzoberranzan sea una ciudad subterránea (me encanta eso), que sus habitantes tengan visión infrarroja, que los drow sean una sociedad vil, corrompida, y que exista un joven que mantiene su propia lucha interna contra todos esos principios a los que no es nada fácil oponerse, me parece un soplo de aire fresco para un género que en ocasiones se me antoja muy estancado en los mismos tópicos, en las mismas ideas una y otra vez. Menzoberranzan llega a agobiar, tan profunda, tan oscura. Transmite los ideales perversos de los drow, te sientes atrapada cuando lees este libro y eso me encanta. Se que hay muchos libros de fantasía que merecen la pena y me estoy perdiendo, libros que van más allá de los típicos elfos, orcos y enanos y, sin duda, este es uno de ellos. Me huelo lo que va a pasar a partir de aquí y si no me equivoco quizá la historia se vuelva algo más convencional en las nuevas aventuras de Drizzt. Se que La Morada va a resultarme ser el libro más original de la saga, pero de momento estoy muy dispuesta a continuar con las vivencias del joven Do'Urden, así que, continuará...

lunes, 1 de febrero de 2010

El traje del muerto de Joe Hill

El protagonista de este libro es Judas Coyne, antaño una estrella de rock bastante excéntrica, que hoy en día vive retirado en una discreta granja de las afueras de New York con su novia Marybeth, una chica gótica treinta años más joven que él. Aunque Judas ya no cometa locuras a nivel público, algo muy común en una estrella como él, lo continúa haciendo de un modo más privado. Le gusta comprar objetos de magia negra por internet, calaveras antiguas que ocultan viejas leyendas, comprometidas cintas de video... Cosas raras, vaya. Así que no puede resistirse a un mensaje en una discreta web de subastas: una señora de Florida vende el fantasma de su padrastro por mil dólares. Tras fallecer, el espectro se le aparece a su hija de once años todo el tiempo y no quiere que la niña pase por eso, porque le da miedo y no puede dormir. Judas lo compra por curiosidad, por ambición, porque le hace gracia... pero nunca creyendo que vaya a ser un fantasma real. A los pocos días, recibe en su casa una caja con un traje bastante antiguo en su interior y una nota. Dice que ese era el traje más preciado del fallecido y, la hijastra cree que con ese atuendo le puede pasar el fantasma a Judas. Todo bien, todo normal, sólo es un traje. Hasta la medianoche, cuando el muerto se deja ver y no con buenas intenciones. Judas irá descubriendo poco a poco quien es ese fantasma y porque busca venganza, al miso tiempo que intenta poner a salvo su vida y la de quienes le rodean, no siempre con éxito... Hasta aquí puedo contar.

El verdadero nombre de Joe Hill es Joseph Hillstrom King. Si, es uno de los tres hijos de Stephen King. El traje del muerto es su primera novela, que escribió tras haber publicado algunos cuentos que fueron muy premiados y, ya tengo en mi poder para leer proximamente. Joe Hill ha heredado mucho de la forma de escribir de su progenitor que, imagino, le habrá dado muchos consejos. Este libro tiene en ocasiones mucho del terror onírico y/o surrealista que parece que es el sello de la casa King. He buscado algunos comentarios de lectores por ahí y, la mayoría lo califican como un libro raro (en el mal sentido), sólo porque sale un fantasma que en ocasiones se mete en la mente del protagonista, le habla a través de una radio amenazándolo de muerte, o bien le llaman por teléfono amigos fallecidos hace tiempo con el típico mensaje de: Hey Jude, ¿como va eso? Pronto te reunirás conmigo, tío... las cosas que hace un muerto que te quiere acojonar. Ni más ni menos. No es tan raro cuando hablamos de un libro de "miedo". A mi que no me digan, pero muy poco terror habrán leído esas personas, al menos muy poco de uno de los grandes referentes del género. Si, de nuevo Stephen King. Normalmente, cuando se cuenta una historia de terror se recurre a elementos paranormales, te puedes inventar lo que sea y todo tiene cabida siempre que resulte aterrador. No, no es raro que los muertos te hablen y busquen venganza. Pero en fin, gente y opiniones hay para todo, sólo que algunos no deberían meterse en berenjenales de libros de terror si no se está acostumbrado a este tipo de literatura. Quien no se inicia en este género desde muy joven y le gusta, no se adapta nunca. Es una teoría personal pero la tengo muy probada.

Bueno, voy con lo que me ha parecido el libro, que me estoy yendo por las ramas. No está mal. De hecho a mi me enganchó desde el principio. Está escrito de forma muy amena y rápida y es de fácil lectura. Hay momentos en los que se piensa: esto va a acabar así. Pero no se puede ir de listo con El traje del muerto. Nada es lo que parece y hay algunos "sustos" que no se esperan. ¿Da miedo? Bueno, yo estoy muy acostumbrada al terror, no soy nada fácil de asustar porque ya he visto muchas cosas o, incluso hay algunas que no me han dado miedo nunca. Pero, este libro es de fantasmas muy feos, ouijas... y eso siempre me dará muy mal rollo. Así que si, tiene momentos en los que he estado leyendo sola en casa, ha sonado el teléfono o ha crujido algún electrodoméstico y se me ha puesto el corazón en la garganta. Es una tontería que luego una se ríe, claro. Pero para mi es una buena señal con respecto a un libro de terror, que lo que busca es precisamente eso. Disfruto y me divierto enormemente con libros de este tipo. Puedo recomendarlo para amantes del género, si. No da tanto miedo como It, Poltergeist o Freddy Kruger, pero está muy bien escrito en cuanto a ciertas descripciones y momentos. Está genial para ser una primera novela.

PD: Imagen 1: La portada del libro en la edición española. Imagen 2: Joe Hill. Imagen 3: Stephen King y Joe Hill.

Nube de contenidos

3 puntos (2) Acción (1) Afganistán (2) Aída Berliavsky (1) Alejandra Pizarnik (1) Alemania nazi (1) Alessandro Baricco (1) Alicante (1) Alice Sebold (1) Alienígenas (1) Almudena Grandes (1) Alys Clare (2) Alzheimer (1) Amistad (1) Amnesia (1) Andrés Ruiz Sanz (1) Andrés Vidal (1) Andrzej Sapkowski (1) Anne Rice (2) Anthony Burgess (1) Antoni Gaudí (1) Años 80 (1) Arturo Pérez-Reverte (3) Autoayuda (1) Autobiográfico (4) Autores (1) Aventuras (2) Balance anual (3) Barcelona (1) Baseball (1) BBF (12) Bélico (1) Belinda Starling (1) Biografía (3) Book-trailer (1) BookCam (2) Bram Stoker (1) Brian Selznick (1) C.S. Lewis (8) Cajón de variedades (7) Canción de Hielo y Fuego (10) Canciones (1) Carme Riera (1) Casas encantadas (1) Charlaine Harris (2) Charles Dickens (3) Chick-lit (1) Ciencia (1) Ciencia Ficción (7) Cine (4) Clara Sánchez (1) Clásico (3) Comic (2) Contemporánea (1) Cosas mías (52) Crepúsculo (1) Cristianismo (2) Crítica social (3) Crónicas Vampíricas (2) Cuentos (1) Dan Brown (1) David Dosa (1) Deportes (1) Detectives (2) Distopía (9) Dragonlance (1) Drama (24) Edad Media (4) Edgar Allan Poe (1) El Barco de Vapor (1) El blog (4) El Cuervo (1) El dulce hogar de Chi (1) El Mago de Oz (3) El Señor de los Anillos (1) Eloy Moreno (1) Elphaba (3) Emilio Casado Moreno (2) Entrevista (1) Epistolar (1) Eric Draven (1) Ernest Cline (1) Erzsébet Báthory (1) Espadachines (1) Eva Weaver (1) Fantasía (38) Federico Moccia (1) Feliz Año Nuevo (3) Feliz Navidad (5) Fito (1) Fotos (6) Frikadas (2) Gato Oscar (1) Gatos (4) Geoffrey Willans (1) George Moore (1) George R. R. Martin (2) Geralt de Rivia (1) Google Doodles (1) Gótico (1) Gregory Maguire (3) Guerra Civil Española (1) H.G. Wells (1) Halloween (1) Harry Potter (4) Haruki Murakami (1) Hechos reales (1) Helene Hanff (1) Hergé (1) Historia (1) Historia del Arte (3) Humor (17) Ildikó Von Kürthy (1) IMM (9) Infantil (1) Informática (1) Informe mensual (6) Intriga (3) Irène Némirovsky (2) J.K. Rowling (1) J.R.R. Tolkien (1) James Nava (1) James O'Barr (1) Jane Austen (1) Japón (6) Jean M. Auel (1) Jeffrey Brown (1) Jesús Zamora Bonilla (2) John Kennedy Toole (1) Jorge Zentner (1) José Antonio Fortuny (1) José Saramago (1) Juana de Castilla (1) Juvenil (2) Kate Morton (2) Katherine Neville (1) Ken Follett (1) Kenneth Grahame (1) Khaled Hosseini (2) Konami Kanata (1) Koushun Takami (1) Las aventuras de Tintín (1) Las crónicas de Narnia (8) Lector electrónico (1) Lecturas conjuntas (6) Lecturas digitales (12) Lecturas en papel (64) Lego (2) Leídos en 1999 (1) Leídos en 2005 (12) Leídos en 2006 (21) Leídos en 2007 (1) Leídos en 2009 (1) Leídos en 2010 (1) Leídos en 2011 (33) Leídos en 2012 (15) Lev N. Tolstói (2) Libro Ilustrado (6) Londres victoriano (4) Los 340 libros de Rory Gilmore (1) Madrid (1) Manga (6) Marcapáginas (8) Margaret Weis (1) Mark Haddon (1) Markus Zusak (1) Matemáticas (1) Matilde Asensi (1) Matthew Dicks (1) Matthew Quick (1) Max Brooks (1) Memes (5) Miguel Delibes (1) Miguel Paz Cabanas (1) Mis lecturas infantiles (1) Misterio (8) Mitch Albom (1) Mundodisco (13) Muriel Barbery (1) Música (7) Naoki Urasawa (2) Nigel Molesworth (1) Nikolaj Frobenius (1) Noticias (12) Noticias y variedades (2) Novedades (2) Novela Gráfica (1) Novela histórica (10) Novela negra (7) Orson Scott Card (2) Paco Roca (1) Paul Auster (1) Periodismo (1) Pilar Molina Llorente (1) Piratas (1) Poesía (1) Policiaco (4) Prehistoria (1) Premios (13) Proyectos (1) Psicología (1) Ray Bradbury (1) Recomendación (1) Recordando lecturas (4) Reflexiones (3) Relecturas (3) Reseñas de comics (3) Reseñas de libros (126) Reseñas de manga (4) Reseñas de novela gráfica (2) Resumen del mes (1) Retos literarios (18) Retro (1) Richard Matheson (3) Robert C. O'Brien (1) Robert Holdstock (1) Romántico (7) Ron McLarty (1) Ronald Searle (1) Ruth Ozeki (1) Sabine Kuegler (1) Saga Vampiros Sureños (2) Sagas familiares (1) Sagrada Familia (1) Sally Nicholls (1) Santiago Caruso (1) Segunda Guerra Mundial (3) Sergio Mora (1) Series (4) Sherlock Holmes (4) Shirley Jackson (1) Siglo de Oro (1) Sir Arthur Conan Doyle (3) Sorteos (22) Star Wars (1) Stephen King (5) Stephenie Meyer (1) Suzannah Dunn (1) Suzanne Collins (3) Teatro (1) Tecnología (1) Terramar (3) Terror (7) Terry Pratchett (12) The Crow (1) Thriller (2) Tim Burton (1) Tim Powers (1) Torcuato Luca de Tena (1) Tracy Hickman (1) Truman Capote (3) Ultraviolencia (1) Umberto Eco (1) Ursula K. Le Guin (3) Vampiros (5) Viajes (1) Victor Hugo (3) Videojuegos (1) Videos (3) Wicked (3) William Golding (1) William Goldman (1) William Shakespeare (1) Wishlist Fnac (1) Yasunari Kawabata (1) Yoko Ogawa (1) Zombies (3)